Loja capacita a niños para evitar chicles pegados en aceras

- 10 de julio de 2018 - 00:00
Las calles del centro de la ciudad de Loja fueron regeneradas. Las autoridades piden a los ciudadanos que no arrojen elementos que dañen las baldosas.
Foto: Cortesía Municipio de Loja

Las obras de regeneración urbana de Loja terminarán el 30 de julio. El Municipio, sin embargo, se encuentra en una campaña contrarreloj para que las calles 10 de Agosto, Mercadillo y 18 de Noviembre estén impecables el día de la entrega del proyecto.

Israel Lima, jefe de Saneamiento Ambiental de la Municipalidad, se quejó de la gran cantidad de goma de mascar que la ciudadanía arroja en las aceras y que perjudica la imagen de la ciudad.

El funcionario ve con preocupación la costumbre indiscriminada de botar chicle en las baldosas de las veredas, lo que “desmejora las áreas intervenidas”.

La limpieza de calles y aceras implica que la cuadrilla municipal, pese a cumplir los barridos con la maquinaria, haga labores manuales, porque estos residuos no se remueven con facilidad, ya que se adhieren a las baldosas.

Para crear conciencia en la ciudadanía de esta problemática, personal del Municipio de Loja visita los comercios del centro de la ciudad. Además, 5.000 niños de 70 establecimientos educativos fueron capacitados sobre normas de urbanidad y convivencia.

Lima explicó la importancia del uso de los tachos de basura ubicados en diferentes puntos del centro de la ciudad, como plazas, parques y sitios estratégicos de afluencia de personas. Por ejemplo, en el área céntrica se ubicaron cerca de 100 papeleras.

“Es necesario que en una envoltura se ubique el chicle y luego lo depositen en la papelera correspondiente y no lanzarlo al piso o baldosa”, puntualizó.

El funcionario insistió en que de nada sirve que las cuadrillas limpien las calles afectadas si al día siguiente las aceras volverán a estar igual.

Por ahora se ha dispuesto que tres trabajadores recorran de manera alternada los diferentes puntos de la ciudad, donde se debe retirar los chicles para evitar que los pisos tengan problemas a corto plazo.

En el centro histórico de Lojano no solo se regeneraron las aceras, sino también el alcantarillado de aguas servidas y pluvial, así como las fachadas de inmuebles. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: