Incendio forestal consume 740 hectáreas en el cantón Quilanga

- 10 de septiembre de 2019 - 00:00
Más de 100 personas tratan de sofocar el incendio forestal que comenzó el viernes anterior en el cantón Quilanga, provincia de Loja.
Cortesía

Más de 740 hectáreas de bosque son consumidas por un incendio en el cantón Quilanga, en el oriente de la provincia de Loja. El siniestro no ha sido controlado desde el viernes anterior.

Según Fabrizio Riofrío, coordinador zonal del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, se observa una línea de más de 7 kilómetros de llamas, lo que demuestra la gravedad del incidente.

Hasta ayer, 40 personas fueron evacuadas en la parroquia San Antonio de las Aradas, que es la zona de mayor afectación. Además se suspendieron las clases en la cabecera cantonal de Quilanga y dos parroquias rurales.

Riofrío explicó que los vientos de entre 40 y 50 km/h causan que el fuego se expanda. La mayoría de los focos está en las partes altas, de difícil acceso. 

Desde Cuenca se enviaron 20 miembros del Cuerpo de Bomberos, con equipos de ayuda, también colabora un helicóptero y en la tarde de ayer estaba prevista la llegada de bomberos de varios cantones de Zamora Chinchipe.

En la zona afectada hay bosques madereros de pinos y pequeñas haciendas con cultivos y cría de animales domésticos.

Hasta el cierre de esta edición trabajaban 160 personas, entre bomberos, militares y policías. El alcalde de Quilanga, Freddy Cueva Rojas, explicó que las zonas que no han sido sofocadas son pendientes de 80 y 90 grados, de difícil acceso.

Azuay y Cañar también están afectadas. De acuerdo a datos registrados por la Unidad de Monitoreo de Eventos Adversos del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, hasta el momento en Azuay se quemaron 249,32 hectáreas de vegetación, sin contar con el incendio forestal registrado en Pucará, el último fin de semana.

En la provincia de Cañar se registra una quema de  255,79 hectáreas de vegetación. El cantón más afectado es Cañar, con un total de 211 hectáreas perdidas por un flagelo en el sector Corazón, de la parroquia San Antonio.

Según Gestión de Riesgos, por al difícil acceso a la zona los cuerpos de Bomberos de Cañar, Azogues, Biblián y Suscal no lograron liquidarlo a tiempo. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: