Cuencanos ya pagan $ 0,30 por el pasaje de bus

- 01 de agosto de 2018 - 16:51
Un compromiso de la Cámara de Transporte de Cuenca es ayudar a recargar las tarjetas en las unidades y abrir más puntos de servicio.
Foto: Miguel Arévalo / EL TIEMPO

Los cuencanos acatan, sin mayor resistencia, el nuevo valor del pasaje urbano. Desde este 1 agosto, el usuario debe cancelar $ 0,30, es decir, cinco centavos más al valor que ha regido en los últimos 14 años en la ciudad.

“Ya qué podemos hacer señor, nadie nos va a defender”, dijo Marlene Quito, una resignada pasajera que iba con destino a la ciudadela Tomebamba en la línea 16.

El gerente de la Empresa de Movilidad, Adrián Castro, recordó que los dirigentes de la transportación deben cumplir 30 puntos, entre los que están: cambiar las unidades, asegurar y mejorar las condiciones laborales de los conductores, abrir más espacios para las recargas de las tarjetas, entre otros puntos.

“Es difícil, económicamente, para los que usamos el bus cuatro veces al día y, además, se pondrá más duro cuando los hijos regresen a clases”, señaló Pablo Tamayo, usuario del transporte urbano.

Leonardo Albarracín, presidente de la Cámara de Transporte, explicó que a través de una aplicación calibrarán las máquinas para el pago de los $ 0,30; sostuvo que no tomará tiempo hacer el ajuste, pues “contamos con el personal adecuado”.

La entrega del cronograma se hizo el lunes, a partir de ello los conductores del transporte público urbano deben acatar inmediatamente 21 de las 30 exigencias contempladas en la ‘Ordenanza para el mejoramiento de la calidad de servicio de transporte público de buses urbanos en Cuenca’.

Para las nueve restantes tendrán 90 días de plazo, a partir de este 1 de agosto. Este tiempo, manifestó Adrián Castro, gerente de la Empresa Municipal de Movilidad, es para las nueve condiciones que dependen de un ajuste económico como la renovación íntegra de la flota vehicular, los diferentes ajustes electrónicos, el incremento del personal a dos conductores por unidad, uniformes, micrófonos de anuncio de paradas, entre otros requisitos.

Hernán Toalongo, miembro del Frente de Usuarios del Transporte Público, manifestó su malestar ante el alza, considera que es un “atropello a la ciudadanía, pues el incremento no debe darse sin que cambiarse la flota”.

Además, se quejó de las tarjetas Movilízate, alega que faltan puntos de recarga y que hay reclamos sobre descuentos en exceso que no han sido atendidos por las autoridades.

Ante este descontento, Albarracín manifestó que los usuarios del servicio público pueden acercarse a poner sus denuncias en la Cámara de Transporte. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: