La suspensión del servicio de agua potable sorprende a tres barrios del norte de la capital

23 de octubre de 2011 - 00:00

Los sectores de Carapungo, Marianitas y  Llano Grande, al norte de Quito, reportaron ayer la suspensión del servicio de agua potable sin previo aviso.

El malestar entre los moradores fue generalizado y exigían una solución por parte de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps).

Con baldes y ollas en mano, los moradores del sector buscaban agua para atender sus necesidades básicas. Uno de los habitantes de la zona informó que hasta el sitio llegaron dos tanqueros, pero fue insuficiente para  abastecer a la población.

La Epmaps comunicó   sobre un corte del servicio en esa zona,  entre las 09:00 del jueves y 09:00 del viernes, por un trabajo de  mantenimiento en las  tuberías, pero la población desconocía las razones por las que otros barrios fueron  afectados ayer.

La zona de Calderón es una de las más populosas de Quito, por lo que sus moradores exigieron la reanudación inmediata del servicio.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: