82 parques aptos para el ejercicio

05 de abril de 2012 - 00:00

En 50 parques de Quito se instalaron máquinas de ejercicio estáticas para complementar la rutina  deportiva de los quiteños. Desde las 06:30, moradores del sector de Solanda, en el sur de la capital,  hacen cola para utilizar los nuevos equipos de gimnasia en el parque Río Grande. El proyecto,  implementado por la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), involucrará a 82 parques de la ciudad.

La iniciativa surgió del Patronato Municipal San José y la Municipalidad, con el objetivo de contribuir al  ejercicio de las personas de la tercera edad, que en Quito bordean las 200 mil.

A las 07:00 Blanca Armas, de 81 años, llega al parque Río Grande, desde la Magdalena para caminar  por alrededor de una hora y terminar su rutina en la máquina de ejercitar hombros, que beneficia a las articulaciones de los brazos. Cuenta que estaba en rehabilitación, pero gracias a esas máquinas dejó de pagar 10 dólares y ahora madruga un poquito más para aprovechar el aparato deportivo. “Estoy muy feliz, es una distracción para nosotros los viejos, ya que solo pasamos metidos en la casa y eso nos aburre. Esto ayuda a nuestra salud”, dijo. 

Ángela Posligua, de 52 años, hace cinco minutos de ejercicio en el elevador de piernas y diez en el remo. Cuenta que le gusta hacer ejercicio y que las máquinas son una “gran ayuda”, pero aconseja a los demás moradores que cuiden los implementos deportivos. Además pide a las autoridades que incrementen el número de máquinas porque hay mucha demanda y tienen que esperar por lo menos 20 minutos para  utilizarlas.   

Los adultos mayores no son los únicos beneficiados. Silvia Quishpe, de 32 años, no suele salir a caminar ni hacer ejercicio y tampoco ha podido ir a un gimnasio, pero desde que se enteró que instalaron estas máquinas empezó a salir por las mañanas para hacer ejercicio en la máquina cardiovascular que simula a un esquí.

Los parques con una extensión menor a una hectárea tienen cuatro máquinas y los de mayor superficie hasta nueve. Las maquinarias son importadas desde Europa y se caracterizan por su variedad: esquí, caminadora, remo, elevador de brazos y de piernas y monocolumpio. Están asentadas en tierra con polímero para evitar su deterioro por el sol y para que no se acumule lodo en sus alrededores, explicó Álvaro Borja director de mantenimiento de la Epmmop.

También se instalaron mesas y sillas cerca de las máquinas para que los adultos mayores descansen. Borja pidió a la ciudadanía cuidar los aparatos y aclaró que no son aptos para niños, pues bien pueden o  fracturarse o dañar las máquinas. Además indicó que en dos meses se instalarán y reemplezarán juegos infantiles y mobiliario en varios parques para que los niños cuenten también con su propio espacio.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: