Testimonio

“Estoy muy agradecida con el estado por su apoyo”

Mirka Alarcón, de 19 años, estudia en una universidad privada y sin pagar nada, gracias a una subvención gubernamental.
20 de mayo 00:00

Mirka Alarcón Tarina, de 19 años, hoy vive uno de los mejores momentos de su vida: estudiar en una universidad que le gusta en Guayaquil, y de forma gratuita.

Pero el camino no fue fácil para la joven oriunda de Esmeraldas. Ella, quien se autoidentifica afroecuatoriana, ha conseguido dicho privilegio gracias a sus méritos y por ser buena estudiante desde niña.

En su infancia, en la ‘Provincia Verde’, cursó sus primeros años en el Liceo Naval y luego sus padres la cambiaron a La Inmaculada de Esmeraldas. A los 15, cuando llegó al puerto principal, por coincidencia llegó a un colegio con el mismo nombre de su última institución, pero en el sur de la ‘Perla del Pacífico’.

Actualmente está en la carrera de Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica Salesiana, sin pagar nada.

¿Cómo lo logró? Por una beca estatal. El año pasado, tras realizar el examen ENES, obtuvo un puntaje alto (800 / 1.000). Aquello, de acuerdo con la política gubernamental, le permitió ser una de las beneficiadas con las ayudas a los mejores bachilleres del país.

Mirka aún se emociona cuando recuerda la asistencia que recibe, pues es un beneficio que no esperaba.

A inicios del año pasado, se postuló a la carrera de Ingeniería Industrial en la U. Estatal y en la Salesiana, y a la de Ingeniería Ambiental en la U. Agraria, lo que deseaba estudiar. “Pasaron las semanas y luego, cuando ingresé a la página de la Senescyt, vi que tenía una beca de 100%”.

La subvención le cubre el valor de las matrículas y las materias de su malla curricular.

La ayuda le llegó en el momento justo: “Mi papá no estaba en una situación económica muy buena. Estaba desempleado. No podía entrar a universidades privadas, por eso postulé a una pública. Estoy muy agradecida con el Estado y con la universidad por la beca. No me lo esperaba”.

Su hermana estudia en la U. Estatal. Ella aprende diseño gráfico, pues obtuvo un cupo.

La integración de Mirka en el alma mater ha sido buena. Ella ha visto la presencia de más jóvenes afro en la universidad. “Se ha mejorado la integración de las mujeres afro poco a poco, aunque no sé el porcentaje”.

Sobre la discriminación racial, considera que la formación en los hogares debe ser mejor para reducirla. “Hay que darle una oportunidad a los demás y cambiar la mentalidad para mejorar la situación”.

Ella sueña con graduarse, conseguir un trabajo y continuar una maestría. “Me gusta estudiar y desearía abrir un negocio. Quisiera dar trabajo a los demás”.

“Nos otorgaron una beca, nos dieron la oportunidad de estar en una mejor universidad y la manera de retribuirlo es trabajando con personas ecuatorianas”. (I)

Te recomendamos

Las más leídas