La ayuda a niños con discapacidad ha marcado la vida de Nancy Vasco

- 10 de diciembre de 2018 - 00:00

El Mandatario la consideró como segunda en la terna para vicepresidente debido a su aporte al voluntariado desde hace casi 25 años. Además maneja su propia empresa familiar relacionada con la actividad florícola.

Lo que más ha llamado la atención de la terna presentada por el presidente Lenín Moreno para que la Asamblea  elija al Vicepresidente, es que ninguno de los candidatos ha militado en partidos políticos.

Además, desde diferentes ámbitos han aportado decididamente con su trabajo al desarrollo del país.

Por ejemplo, Otto Sonnenholzner es economista y dirige radio Tropicana en Guayaquil; Agustín Albán es rector de la Universidad Milenium en México, mientras que Nancy Vasco Noboa preside la Fundación El Triángulo, que ayuda a niños con discapacidad intelectual.

Para Nancy esta labor empezó hace casi 25 años,  cuando se juntó con varias personas para emprender con un proyecto que era todo un reto en ese entonces: crear un centro de educativo para niños con Síndrome de Down.

Esa tarea le ha tomado un cuarto de siglo y en la actualidad la fundación El Triángulo atiende en Quito a 160 escolares, con un programa enfocado en las necesidades específicas que tienen los niños con discapacidad intelectual y que se financia enteramente con autogestión

Al centro El Triángulo, ubicado en el sector de Ponciano, al norte de la capital, asisten 160 niños, jóvenes y adultos, en un local construido a punta de ánimo y perseverancia.

La labor voluntaria no ha sido fácil como ella mismo lo escribió en su biografía personal; junto a su esposo Andrés Maldonado decidieron formar un hogar hace ya 37 años. Al cabo de un año  la vida los bendijo con el primer hijo, lo que al mismo tiempo se convirtió en un desafío pues vino al mundo con Síndrome de Down.

Esta condición les generó diversos sentimientos, la mayoría cuestionamientos y frustraciones; “sin embargo, decidimos que en ese momento empezaba una nueva vida para nuestro hijo Andrés y para toda la familia”.

Nancy describe que en ese entonces, “no sabía que esa nueva vida era parecida a la de decenas de personas, porque en este camino encontré a varias madres de personas con discapacidad quienes al igual que yo buscaban lo mejor para sus hijos”.

Por eso en 1994 decidió formar parte de un emprendimiento especial: construir una entidad sin fines de lucro destinada a educar a niños y jóvenes con este síndrome.

El proyecto empezó con 13 estudiantes; hoy en día son cerca de 160 niños, niñas, jóvenes y adultos cuya vida ha cambiado para bien.

Pero su trabajo alimentado por el amor a los niños,  no se quedó en la formación educativa, sino que se impuso otro reto: lograr la inserción laboral de sus estudiantes.

“La Generación de procesos de inclusión laboral para personas con discapacidad aportan a la economía del Ecuador cerca de $ 400.000 anuales”, anotó en una parte de su hoja de vida.

Esta obra ha significado un gran logro porque además de convertirse en un centro pionero en América Latina, asisten a niños cuyas familias pagan de acuerdo con su posibilidades; no obstante, solo el 3% cancela la contribución completa.

 La página de la fundación señala que en 2017 se proyectó un déficit de $200.000, pero gracias a autogestión, donaciones y emprendimientos, este bajó a $58.000 y lograron cubrir el saldo con la implementación de eventos y programas.

Uno de ellos es la conformación de un elenco de teatro con alrededor de 100 personas con discapacidad, quienes montaron la obra “Sueños”, que fue presentada también en Seúl (Corea del Sur) y la oficina de las Naciones Unidas en Suiza.

Su voluntariado no ha sido ajeno a otras instituciones.  Héctor Cueva, director de Olimpiadas Especiales en Ecuador, conoce a Nancy hace mas de 20 años. “Maneja El Triángulo una escuela con la que ha hecho una gran labor”.

Cueva la considera muy responsable pues ha salido adelante también en el plano empresarial. “Sería un gran aporte para el país por su especialidad en el aspecto social”. (I)

Trayectoria

Estudios

Educación Escolar y Bachillerato: Colegio Cardenal Spellman de Quito. En la Universidad Central del Ecuador terminó la carrera de Comunicación Social.

Fundación

Directora de Fundación El Triángulo, sin fines de lucro, destinada para educación  a personas con discapacidad intelectual.

Empresa

Gerente General de Fresflor Comercial desde 1994, una compañía familiar que se dedica a los arreglos florales

Experiencia

Manejo Administrativo de ONG y empresas. Liderazgo y  jefatura en el área de Talento Humano.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: