Serrano es destituido; Baca enfrentará juicio político

- 10 de marzo de 2018 - 00:00
osé Serrano, en su intervención en el pleno, acusó al fiscal Carlos Baca Mancheno de haber forjado el parte policial con el que se le entregó el audio de la conversación con el excontralor Carlos Pólit.
Foto: Asamblea Nacional.

Con 103 votos a favor y 3 abstenciones, la Asamblea Nacional resolvió, a las 20:00 de ayer, la destitución del titular del Legislativo. Además dio paso al proceso de juicio político contra el fiscal General del Estado, Carlos Baca Mancheno y no aceptó un pedido de reconsideración del parlamentario Henry Cucalón.

Cinco horas aproximadamente duró la sesión del poder Legislativo que al final resolvió la destitución de José Serrano como presidente de la Asamblea, así como llevar a  juicio político al fiscal Carlos Baca Mancheno. Durante las comparecencias del Fiscal y Serrano hubo cruce de acusaciones.

A las 15:15 inició su comparecencia Baca Mancheno, quien insistió en que es víctima de persecución política por su lucha contra la corrupción. Casi dos horas habló ante el plenario y detalló cronológicamente el proceso contra el excontralor Carlos Pólit por recibir $ 10 millones de la red de corrupción de Odebrecht en Ecuador.

Aseguró que desde ese momento surgió la versión de un supuesto informe de Contraloría, con indicios de responsabilidad penal en su contra, que data de cuando presidía la Comisión del 30-S.   

Se centró en un dato recogido por los medios: el 4 de agosto el abogado de Pólit renunció porque su entonces cliente tenía una estrategia de defensa política y no técnica. Hubo otro hecho: la reunión que mantuvo José Serrano con el político Fernando Villavicencio.

Luego del encuentro mencionado en el portal Focus, que maneja Villavicencio, este publicó una información con el supuesto informe de la Comisión del 30-S.

Luego Thania Moreno, quien ejerce como fiscal subrogante, abrió una investigación en su contra.

Aseguró que la Fiscal tomó declaración a Villavicencio y al excandidato vicepresidencial, Andrés Páez, y ambos le entregaron el supuesto informe, pero ese texto fue desconocido por el contralor subrogante Pablo Celi, quien pidió a Thania Moreno que le indicara de dónde salió el documento. Baca aseguró que se trata de copias simples, las mismas que también fueron exhibidas por Pólit en entrevistas con medios ecuatorianos e internacionales.

Sobre la Fiscal, Baca aseguró que tuvo a su cargo el caso ‘Pases policiales o Estrella dorada’, “una trama de la Policía Nacional para vender pases policiales”.

Leyó parte del expediente, donde dos de los involucrados (no reveló nombres), aseguran que Moreno pedía pases policiales.

Baca habló de un complot entre Serrano, Moreno, Villavicencio y Pólit para sacarlo del cargo y así detener sus investigaciones. Relacionó la denuncia del ministro del Interior César Navas con la investigación de una red de corrupción en esa cartera liderada por Serrano en el gobierno anterior.    

Baca recordó la denuncia que hiciera una fiscal por amenazas y presiones para que dejara de investigar el caso. En la comparecencia reprodujo el audio de la conversación entre Pólit y Serrano, en el cual el segundo se queja de que (Baca) no respeta acuerdos, ignora a quién responde y tiene aspiraciones presidenciales.

Dijo que él no acuerda nada con nadie. Que si hay un acuerdo eso debe ser respondido por Serrano.

En la última parte se refirió a los hechos del 30-S. Dijo que ese día hubo muertos y heridos y que la Comisión que presidió no persiguió a nadie, como ahora manifiesta Pólit.

El fiscal Carlos Baca Mancheno afirmó que era víctima de un complot, por su lucha contra la corrupción, con el fin de sacarlo de su cargo. También sostuvo que él no acuerda con nada ni con nadie. Foto: John Guevara / El Telégrafo

Luego de eso Carlos Bergmann, quien dirigió el pleno, suspendió la sesión por 15 minutos. Entonces vino el turno de José Serrano. Él inició su alocución con el reconocimiento del error que significó la conversación con Pólit.

Dijo que su equivocación fue creer que la llamada del excontralor era espontánea. “Confieso haberme equivocado al atender esa llamada; carecí de malicia para no caer en esta proterva emboscada”, afirmó.

Explicó que su diálogo con Pólit formaba parte de un proceso de fiscalización contra Baca, en su desempeño como titular de la Comisión del 30-S y que estaba interesado en el informe con indicios de responsabilidad penal que le fue entregado por Adrián Bustos, exfuncionario de la Contraloría.   

A partir de allí Serrano arremetió contra Baca. Primero lo acusó de haber forjado el parte policial con el que se le entregó el audio de la referida conversación y recordó que la rueda de prensa donde el Fiscal presentó la grabación se realizó a las 09:00, pero el documento estuvo listo a las 13:00 del mismo día.

Luego dijo que el Fiscal, minutos antes, había insinuado que existía una asociación ilícita entre Pólit, Serrano, Thania Moreno y Villavicencio en su contra. Aseguró además que esa tesis había sido forjada.

Presentó la declaración juramentada de un policía, quien pidió que protegieran su integridad y carrera.

El uniformado, según Serrano, fue convocado el 5 de marzo a la Fiscalía para una reunión con el jefe de investigaciones de la entidad y el propio Baca. Allí se le habría pedido al agente que forjase un complot contra el Fiscal general del Estado en el que estaba involucrado Serrano.

También denunció que se presionó a María Sol Larrea, involucrada junto a Ramiro González en una trama de corrupción en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), para que incluyera a Serrano.

Y lo acusó de acordar con Odebrecht la exoneración de responsabilidades a José Santos, exrepresentante de la constructora en el país.   

Luego intervinieron los asambleístas de diferentes bancadas, que coincidieron en la salida de Serrano y en el proceso de juicio político contra el Fiscal Baca.

Tensión previo al pleno
Desde la mañana, el Legislativo estuvo matizado con reuniones en los pasillos y a puerta cerrada. Faltaban pocas horas para definir el destino del titular del organismo y aunque las posturas ya estaban tomadas, sí se discutía sobre la votación.

El día se inició con una tendencia en Twitter: #TeRespaldoPepe fue el hashtag, que empezó a viralizarse en apoyo al presidente del Legislativo. Desde la mañana, llegaron miembros de la Policía antimotines que, aunque no se supo a dónde iban, sí ingresaron a la Asamblea Nacional. Uno a uno llegaron los legisladores. El primero fue Vicente Taiano (PSC), quien adelantó que para el bloque la postura es clara: juicio político para Baca y que se emitiera una resolución para la destitución de Serrano.

Taiano adelantó que el PSC no tenía previsto presentar candidato ni se sumará a la reestructuración de  la Asamblea. Lo mismo consideró Roberto Gómez (CREO), quien recalcó que el movimiento no presentará ningún candidato sino que esperará lo que propongan otras bancadas.

Héctor Yépez, legislador independiente, agregó que el nuevo presidente debe ser una persona con ética, capacidad en el tema legislativo -de preferencia con experiencia-, que no intente trabajar por la agenda del partido del que viene y que cohesione a todos los bloques. Y adelantó que Bergmann no reunía las características y que Viviana Bonilla tampoco sería mocionada. Desde el oficialismo se barajaba el nombre de César Litardo, vicepresidente de la Comisión Ocasional, a cargo de la consulta popular.

“Creo que a todos nos gustaría tener esa posibilidad (de ocupar la Presidencia), todos tenemos la capacidad, pero hay que esperar un poco”, dijo en la mañana el asambleísta. (I)

Escenarios
BIN propuso a René Yandún     
El primer candidato que se dio a conocer en la mañana fue el propuesto por el Bloque de Integración Nacional. La bancada que consta de 15 asambleístas mocionó, en un comunicado, a su representante René Yandún.

92 minutos duró la comparecencia del fiscal Carlos Baca  Mancheno en el pleno  de la Asamblea.  

Resolución del 6 de marzo   
Con 112 votos a favor, el Legislativo pidió la comparecencia del fiscal Carlos Baca y del presidente del Legislativo, José Serrano. Él mismo firmó la solicitud para definir en la sesión el futuro de ambos. (I)

Cronología   
Con el retorno a la democracia, el poder Legislativo fue escenario de disputas políticas, que en algunos casos llegaron a enfrentamientos.

30 /Septiembre 1980
El diputado Otto Arosemena tiene un altercado con el legislador Pablo Dávalos. El primero saca una pistola y le dispara en la pierna. Arosemena es detenido.

31 /Agosto 1990
Fuerte altercado entre los diputados Víctor Granda y Jaime Nebot; el último insulta e intenta golpear al primero.

3 /Octubre 1990
Se debate una eventual amnistía a Abdalá Bucaram (autoexiliado en Panamá). Diputados roldosistas golpean a Jamil Mahuad y Vladimiro Álvarez (DP).

5 /Febrero 1997
El Congreso destituye a Abdalá Bucaram de la Presidencia de la República y nombra a Fabián Alarcón mandatario interino. Se inicia un periodo de inestabilidad.

17 /Noviembre 2004
Alfonso Harb (PSC) discrepa con el presidente del Congreso, Omar Quintana. Entonces el diputado Gilmar Gutiérrez saca una pistola.

10 /Febrero 2005 
Gilmar Gutiérrez (PSP) intenta arrebatar unos documentos al diputado Omar Quintana (PRE). Se producen forcejeos entre los legisladores.

20 /Abril 2005
En medio de la convulsión social, el Congreso Nacional destituye al presidente de la República, Lucio Gutiérrez, y en su lugar posesiona a Alfredo Palacio. La decisión se tomó en la sede de la Ciespal.


Con 77 votos Serrano tomó la batuta de la Asamblea

Con 47 años, José Serrano llegó  a la Presidencia de la Asamblea Nacional, aunque ya había ostentado otros cargos públicos.
Siguió la tradición familiar. Hijo de una pareja de abogados, José Serrano y Rocío Salgado, también decidió ser doctor en Jurisprudencia.          

Su primer cargo ministerial llegó en junio de 2005 en el Ministerio de Trabajo. Esta cartera la abandonó en agosto de 2006 para 4 meses después ser el titular del Ministerio de Finanzas.

En septiembre de 2007, el expresidente Rafael Correa lo posesionó como Ministro en Minas y Petróleos hasta agosto del 2009. Fue también Secretario de Transparencia  y Gestión desde noviembre de 2009 hasta abril de 2010 para pasar al Ministerio de Justicia, donde estuvo hasta mayo de 2011.

Cuando era Ministro del Interior recibió, el 11 de noviembre de 2016, una condecoración del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Al frente de esta cartera de Estado obtuvo un logro histórico: reducir la cantidad de muertes violentas a menos de 6 por cada 100.000 habitantes.

En esta cartera se mantuvo por 5 años hasta su renuncia para su postulación como legislador.

Para el lunes 14 de noviembre de 2016, PAIS mocionó a José Serrano, encabezando la lista de asambleístas. Para la fecha era el Ministro del Interior y su nombre estuvo entre 890 militantes.

Llegó hasta el Legislativo siendo el asambleísta más votado y con la confianza de 77 compañeros se consolidó como el titular de la Asamblea Nacional después de ser mocionado por Juan Cárdenas, ahora miembro de la bancada de la Revolución Ciudadana, y derrotando a otros postulados: Henry Cucalón (PSC) y Patricio Donoso (CREO).

Es el segundo ciudadano ecuatoriano, después de Fernando Cordero, en liderar el Legislativo.

Este cargo lo llevó también el 23 de noviembre de 2017 a ser el presidente alterno del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino). Entre sus últimas intervenciones al interior del organismo internacional estuvo la crítica que realizó a la decisión de Perú de excluir al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de la Cumbre de las Américas.  

Pocos meses después se dieron las primeras confrontaciones al interior del bloque de Alianza PAIS y para el 30 de septiembre de 2017, durante la ceremonia conmemorativa de la aprobación de elaboración de la Constitución de Montecristi, dijo que la situación del entonces vicepresidente Jorge Glas era “insostenible” y que debía abandonar su cargo.

“Es necesario pensar en el proyecto político y que Jorge Glas pues decida dar de un paso al costado de la Vicepresidencia”, dijo en su intervención.

Declaró intervenir para indultar a 80 mujeres criminalizadas por el delito de aborto. Previamente a la consulta popular consideró que no debían tocarse las enmiendas siendo una ‘línea roja’. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: