El control político en la Asamblea aumentó

- 01 de junio de 2019 - 00:00
Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

Con el juicio a la excanciller María Fernanda Espinosa se abrirá un nuevo período de fiscalización. En los dos últimos años los casos aumentaron.

El asambleísta Eliseo Azuero hizo una promesa en la sesión inaugural de la Comisión de Fiscalización. Él aseguró que el control aumentará y será independiente.

Este es uno de los principales retos en el nuevo período legislativo. A pesar de que las cifras del control político aumentaron, las críticas a la fiscalización continúan.

En los dos últimos años, en el Poder Legislativo se calificaron seis solicitudes de juicio político y se censuró a dos exfuncionarios: el exprocurador Diego García y el exfiscal Carlos Baca Mancheno.

Si se compara estas cifras con las de los anteriores mandatos de Gabriela Rivadeneira y Fernando Cordero, la ventaja de la actual Asamblea es considerable. Por ejemplo, en los cuatro años de  gestión de Rivadeneira se desestimó el único proceso de fiscalización planteado. Mientras que en el período de Cordero solo se censuró a la exsuperintendenta de Bancos, Gloria Sabando.

La conformación de la actual comisión de fiscalización fue uno de los puntos sensibles para el acuerdo de la nueva mayoría legislativa de Alianza PAIS, CREO y las bancadas de Integración Nacional y Acción Democrática.

Ninguno de sus 13 integrantes es de la bancada de la Revolución Ciudadana, que en el anterior período sumaron cuatro miembros y sus votos decidían el trámite de los procesos de indagación.

En el periodo anterior, la comisión mantuvo 77 sesiones ordinarias, en las cuales se recibió un promedio de 52 autoridades gubernamentales y seccionales.

Johanna Cedeño, legisladora de Alianza PAIS y presidenta de la mesa de fiscalización, explicó en esa sesión la prioridad será dar una respuesta a todos los problemas de la ciudadanía, sin tener apego hacia el Gobierno.

Para fortalecer esta intención, la primera autoridad que acudió a la comisión fue la ministra de Salud, Verónica Espinosa, para explicar los problemas en esa cartera de Estado; en especial sobre la eficacia de las pruebas rápidas para el VIH.

Por las mismas causas en contra de Espinosa también se impulsa un juicio político por parte de la legisladora independiente Mae Montaño.

La próxima semana también se dará el juicio político de la excanciller María Fernanda Espinosa, quien fue una de las funcionarias más cercanas al presidente de la República, Lenín Moreno.

Sin embargo, el control político no solo está en manos de Fiscalización. Las otras 12 comisiones permanentes y cada asambleísta puede cumplir con ese rol.

En los dos años pasados, hubo un promedio de 40 funcionarios y autoridades convocados a las comisiones. A esto se suma la capacidad de respuesta a más de 2.000 solicitudes de información solamente en el último año.

En este período, la Comisión de Desarrollo Económico pidió la comparecencia de las autoridades del sector eléctrico para que informe sobre los problemas en las tarifas de consumo de energía eléctrica en Guayas.

También se impulsa la presentación de los vocales del Consejo Nacional Electoral (CNE), para que expliquen la demora en la entrega de credenciales a las autoridades ganadoras de los comicios del pasado 24 de marzo. Aún no hay una fecha para que acudan a la Asamblea. (I)

La agenda
Una semana agitada
La Asamblea no solo tendrá el juicio político en contra de la exministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa, también decidirá el futuro de las tres comisiones que no tienen autoridades hasta el momento.

70 votos se necesitan para nombrar a los presidentes y vicepresidentes de las comisiones.

Investigación
La Comisión de Derechos Colectivos se propuso investigar la presunta violación de derechos de 450 obreros y sus familias por la empresa japonesa Furukama Plantaciones en Santo Domingo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: