Se solicitará a la OSCE que envíe observadores

Ucrania se compromete a reformar la Constitución (GALERÍA)

- 18 de abril de 2014 - 00:00
Cientos de personas se manifiestan a favor de la unidad del país en las calles de Donetsk, al este de Ucrania. Foto: EFE

Se solicitará a la OSCE que envíe observadores

Kiev.- En una negociación de última hora, Estados Unidos, Ucrania, Rusia y la Unión Europea (UE) acordaron el desarme de los grupos prorrusas e ilegales en Ucrania y la amnistía de aquellos que participaron en los desórdenes registrados en el oeste del país, anunció el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov. También se acordó que las dependencias públicas tomadas por grupos armados en varias localidades del este de Ucrania deben ser devueltas a sus legítimos propietarios.

Como parte de este acuerdo, Ucrania se comprometió a reformar la Constitución para incluir las demandas y aspiraciones de todos los ciudadanos del país, anunció el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, tras la reunión en Ginebra para disminuir la tensión.

Este compromiso busca “restaurar la seguridad en el país”, puntualizó, “lo que implica que Rusia debe mostrar seriedad” con el mismo al retirar el apoyo a los ciudadanos prorrusos que ocupan edificios públicos.
“Es absolutamente claro que lo importante es que las palabras se traduzcan inmediatamente en acciones”, destacó Kerry, en una conferencia de prensa posterior a la de Lavrov.

Desde la caída de Viktor Yanukovich, Moscú reclama que el nuevo gobierno apruebe una constitucional federalista, que reconozca las comunidades ruso parlantes del este y sur del país, donde en algunas ciudades y distritos representan una amplia mayoría de la población.

“Ucrania comenzará un proceso de reforma constitucional, claro, que abra el diálogo con la población”.
John Kerry secretario de Estado de EE.UU.
Pero las autoridades de Ucrania temen que se repita en el este del país lo que ocurrió en Crimea, una península de mayoría rusa que tras la destitución de Yanukovich fue tomada primero por comandos prorrusos y luego anexada a Rusia tras un referéndum considerado ilegal por los occidentales.

Tras el acuerdo, Lavrov volvió a repetir ayer que su gobierno no tiene “ninguna intención de enviar tropas a Ucrania”, sin embargo, tras la anexión de la península de Crimea, Washington parece no confiar en las promesas de Moscú. Lavorv insitió en que Rusia tenía derecho a defender sus intereses y repitió que la política exterior de Estados Unidos era totalmente hipócrita. El acuerdo alcanzado ayer, sin embargo, según Lavrov, cuenta con “medidas prácticas” para “aminorar” la escalada de violencia con la desocupación de todos los edificios tomados en el este de Ucrania por simpatizantes prorrusos.

También acordaron pedir a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa que envíe observadores al este del país, en una misión que tendrá la tarea de garantizar el retorno de la calma, así como la liberación de los detenidos durante la toma de dependencias públicas.

“Vamos a procurar que la misión desempeñe su trabajo honestamente, objetivamente y que dirija sus esfuerzos a todos los aspectos que han sido mencionados en nuestra declaración. Esto incluye las tareas más importantes, como la liberación de todos los detenidos por haber participado en las protestas políticas -precisó Lavrov-. Hemos destacado especialmente la situación del gobernador popular de Donetsk, Pável Gúbarev”.

La representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, afirmó que Ucrania aceptó seguir un proceso constitucional transparente. Entre tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Andriy Deshchytsia, afirmó que está en desacuerdo con Rusia en asuntos fundamentales, como las causas de la crisis, pero que su país acataría los acuerdos. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por su parte, celebró el acuerdo, pero mantuvo viva la amenaza de sanciones contra Rusia.

Obama, además, aprobó el envío de “ayuda militar de carácter no letal” al Gobierno de Ucrania, informó el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, en declaraciones recogidas por la cadena CNN. 

Esta ayuda consiste en “material médico y sanitario, así como otros suministros”, según Hagel, y se suma al despliegue de armas y efectivos en el este de Europa anunciado el miércoles por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). “Transmití la decisión al ministro de Defensa en funciones de Ucrania”, indicó el secretario de Defensa.

Despliegue de la OTAN

Al mismo tiempo la OTAN anunció que desplegará la parte de su fuerza de reacción rápida en el mar Báltico en respuesta a las peticiones formuladas por los países de Europa del Este por sus temores a verse afectados por la crisis de Ucrania. Este contingente incluye 4 barcos desminadores y un quinto buque de apoyo procedentes de Noruega, Países Bajos, Bélgica y Estonia, según un portavoz de la Alianza Atlántica.

“Durante este período de tensión, nos parece apropiado el despliegue de estos barcos como parte de un paquete de acciones de las fuerzas de la OTAN, declaró el comandante militar de la Alianza Atlántica, el general estadounidense Phillip Breedlove.

Los barcos, que en estos momentos se concentran en el puerto alemán de Kiel, visitarán diferentes puertos bálticos para formar parte de un ejercicio anunciado el mes pasado para buscar minas y torpedos empleados en las dos guerras mundiales. En el Mar Negro EE.UU. ya tiene buques de guerra.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: