Siria acusa a occidente de inventar pretextos para intervención militar

28 de agosto de 2013 - 11:16

El primer ministro de Siria, Wael al Halqi, advirtió este miércoles de que su país se convertirá en "el cementerio de los invasores" y acusó a Estados Unidos y sus aliados de "inventar" pretextos para justificar una intervención militar.

"Los países occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, inventan argumentos falsos y preparan pretextos ficticios para intervenir militarmente en Siria", declaró el funcionario, citado por la televisión estatal.

Siria "va a sorprender a los agresores como los sorprendió durante la guerra de octubre" de 1973 contra Israel y "será el cementerio de los agresores", dijo Al Halqi y añadió: "sus amenazas colonialistas no nos aterrorizan debido a la voluntad y la determinación del pueblo sirio, que no aceptar ser humillado".

La Guerra de Octubre, o Guerra del Kipur, fue desencadenada por un ataque sorpresa de Egipto y Siria a Israel, que tras días de dificultades logró imponerse al cabo de tres semanas de sangrientos combates en los que registró 2.650 muertos.

Ante la creciente presión internacional que apunta a un inminente ataque, el jefe del Gobierno aseguró que Siria "va a salir de la crisis fortalecida".

En su alocución, también  señaló que los países que "golpean los tambores de guerra" contra su país son "los mismos que cometieron las masacres en Irak, Líbano y otras naciones".

El primer ministro acusó a esos países de "absorber la sangre árabe mediante el robo de sus riquezas" y responsabilizó a Estados Unidos e Israel de implantar "el terrorismo y Al Qaeda en el mundo".

Al respecto, añadió que los grupos extremistas como el Frente Al Nusra, que combate al régimen sirio, son "el brazo de Washington e Israel en la región".

En su opinión, el objetivo de toda esta ofensiva es "distraer a los pueblos árabes con conflictos internos absurdos y desviar a Siria de la línea de la resistencia (contra Israel)".

Consejo de Seguridad discute propuesta británica

Los embajadores de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU -Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China- se reunieron este miércoles en Nueva York para examinar una propuesta de resolución sobre Siria elaborada por Londres. El encuentro concluyó sin avances.

El primer ministro británico, David Cameron, presentó al Consejo un proyecto que condena el supuesto ataque químico del 21 de agosto, en las afueras de Damasco, y que "autoriza las medidas necesarias para proteger a los civiles", incluido el uso de la fuerza militar. El encuentro concluyó sin avances.

Este miércoles, el gobierno de Bashar Al Asad informó que presentó ante las Naciones Unidas pruebas de que grupos opositores y no el Estado, fueron los que usaron las armas químicas.

De su lado, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a la comunidad internacional que no inicie ninguna intervención militar en Siria hasta que los inspectores hayan concluido su investigación de cuatro días en el terreno.

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: