Las muertes por covid aumentan en EE.UU.

- 13 de julio de 2020 - 00:00
Personal médico traslada los cuerpos de personas fallecidas en un hospital de Blooklyn en Nueva York.
VOA

La implementación de medidas, como el uso de mascarillas, es motivo de desacuerdo entre expertos de salud y autoridades locales con el Gobierno.

Expertos en salud estadounidenses reportaron en las últimas horas un aumento, previsto, en las muertes por covid-19, principalmente en estados del sur y el oeste.

De acuerdo con el reporte la cifra diaria de muertes bajó durante meses incluso en estados como Florida y Texas, donde se registraron aumentos bruscos de casos y hospitalizaciones, y las cifras diarias de contagio en el país batieron récords varias veces últimamente.

Sin embargo, los científicos habían advertido que esta situación no duraría. La muerte por coronavirus, cuando sucede, suele producirse varias semanas después del contagio. Los expertos pronosticaron que, al aumentar los casos y las hospitalizaciones, lo mismo sucedería en algún momento con los decesos. El pronóstico se está cumpliendo.

“Está aumentando de manera consecuente. Y está aumentando cuando se había previsto”, afirmó William Hanage, investigador de enfermedades infecciosas en la Universidad de Harvard.

Según un análisis de datos de Associated Press de la Universidad Johns Hopkins, el promedio móvil de siete días para las muertes diarias reportadas en los Estados Unidos, aumentó de 578 hace dos semanas a 664 el 10 de julio. California tiene un promedio de 91 muertes reportadas por día, mientras que Texas está muy cerca con 66, pero Florida, Arizona, Illinois, Nueva Jersey y Carolina del Sur también vieron aumentos considerables.

El virus ha matado a más de 130.000 personas en Estados Unidos. Y a más de medio millón en todo el mundo, según la Universidad Johns Hopkins, aunque se cree que las cifras reales son más altas.

Ante tal situación, gobernadores de todo el país enfrentan una presión cada vez mayor para aprobar los requisitos de máscara y montar una respuesta pandémica más coherente.

Según lo publicado por The Washington Post, un coro creciente de funcionarios locales y expertos en salud advirtió que las infecciones podrían continuar fuera de control a menos que las autoridades locales emitan medidas de salud pública que se apliquen a todos.

“Hemos estado rogando por una respuesta uniforme del Estado”, dijo el alcalde Chokwe Antar Lumumba, de Jackson-Misisipi, donde las camas de la unidad de cuidados intensivos del hospital estaban llegando a su capacidad máxima.

“Es de gran preocupación para nosotros aquí en Jackson, no solo porque somos la ciudad más poblada por un factor de tres, sino porque somos la ciudad capital y la capital de la atención médica”, afirmó Lumumba a Good Morning America de ABC. “Otras ciudades, a medida que aumenta su número, es probable que nuestros hospitales reciban la mayor carga”.

Un grupo bipartidista de 10 alcaldes de las ciudades más grandes de Alabama se pronunció a favor de una orden de máscara en todo el Estado, diciéndole a la gobernadora Kay Ivey que era necesario ya que los casos han aumentado constantemente en el Estado. Ivey ha descartado previamente la idea.

Otros gobernadores han cuestionado emitir requisitos de máscara en todo el Estado, que los expertos en salud dicen que son clave para prevenir la transmisión.

El gobernador de Ohio, Mike DeWine, trató de ordenar el uso de máscaras en primavera, pero retrocedió después de un torrente de críticas. Según el Washington Post desde entonces, se ha instituido un enfoque de condado por condado, que solo requiere máscaras en lugares donde los funcionarios de salud dicen que la propagación del virus es “muy alta”.

En los estados con órdenes de usar máscara en todo el Estado, los gobernadores tienen problemas para convencer a las personas de que cumplan. Docenas de condados en Texas se han negado a hacer cumplir o han optado por no recibir la orden del gobernador Greg Abbott de usar máscaras en público. (I)



Decreto para “dreamers” sin amnistía

El decreto sobre migración que el presidente Donald Trump planea firmar para amparar a los dreamers, que es como se conoce en Estados Unidos a cerca de 650.000 jóvenes que llegaron al país siendo niños y permanecen en un limbo legal, no incluirá una amnistía.

“Voy a presentar un gran decreto, como presidente tengo potestad de hacerlo, y voy a incluir el DACA (...). Habrá un camino a la ciudadanía”, desveló el mandatario en una entrevista a la cadena MSNBC.

En el comunicado, la Casa Blanca explicó que la orden ejecutiva de Trump establecería un sistema de inmigración basado en el mérito y reiteró que trabajaría con el Congreso en una solución legislativa que “podría incluir la ciudadanía, junto con una fuerte. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP