Investigación de atentados de París apunta hacia Bélgica

15 de noviembre de 2015 - 12:53
El gobierno francés decretó tres días de duelo nacional. Foto: AFP

La investigación sobre los atentados de París, los más sangrientos perpetrados en Francia, apuntaba este domingo hacia Bélgica, lugar de residencia de 2 de los kamikazes y donde 7 personas fueron detenidas.

Dos franceses que residieron en Bruselas figuran entre los autores de los atentados que dejaron al menos 132 muertos y 350 heridos el viernes, indicó la Fiscalía belga.

Dos vehículos -un VW Polo y un Seat León negros- utilizados por los atacantes y hallados en París o sus alrededores tras los atentados, habían sido alquilados a principios de la semana en Bélgica.

El Seat León había sido visto por testigos en lugares donde los atacantes abrieron fuego contra bares y restaurantes del este de París. Contenía varios fusiles de asalto kalashnikov.

El Polo fue hallado cerca de la sala de espectáculos Le Bataclan, escenario de la mayor matanza con 89 muertos, perpetrada por tres kamikazes.

En total se sospecha que operaron 3 equipos de yihadistas entre la sala Le Bataclan, los ataques en barrios del este de París y el Estadio de Francia.

Los investigadores intentan determinar si algunos atacantes pudieron escapar y si figuran entre los sospechosos detenidos en Bélgica.

 Tres hermanos

En total, 7 personas fueron arrestadas en Bélgica desde el sábado. Una de ellas había arrendado uno de los dos vehículos y había sido controlada la mañana del sábado en Cambrai (norte de Francia), cerca de la frontera belga.

Al igual que los kamikazes franceses, varios de los detenidos residen en Molenbeek, un barrio de Bruselas donde al parecer se constituyó la célula que preparó los atentados.

Tres hermanos retuvieron la atención de los investigadores, uno de ellos muerto en los atentados y un segundo detenido en Bélgica. El tercero podría ser otro de los kamikazes o estar prófugo, según fuentes cercanas a la investigación.

Los ataques coordinados de París fueron reivindicados por el Estado Islámico, blanco de bombardeos franceses desde hace un año en Irak y Siria.

En Francia, la policía detuvo a familiares y personas del entorno del primer autor identificado de los atentados.

Seis allegados del francés Omar Ismail Mostefai, de 29 años, identificado como uno de los autores de la matanza de Le Bataclan, fueron detenidos el sábado por la noche, entre ellos su padre, su hermano y su cuñada, según fuentes judiciales y policiales.

Los agentes también registraron sus domicilios en Romilly-sur-Seine (este de Francia) y Bondoufle (en la región de París).

Delincuente radicalizado

Omar Ismail Mostefai participó en la toma de rehenes de Le Bataclan antes de activar su cinturón de explosivos. Fue identificado gracias al hallazgo de un dedo seccionado.

Nació el 21 de noviembre de 1985 en Courcouronnes, un suburbio del sur de París y tenía antecedentes por delitos menores, por los que fue condenado en ocho ocasiones entre 2004 y 2010, aunque nunca llegó a ingresar en prisión.

En 2010 fue fichado por "radicalización", pese a no estar implicado en casos terroristas. Según una fuente cercana a la investigación, acudía con frecuencia a la mezquita de Lucé, cerca de Chartres (centro).

En las inmediaciones del Estadio de Francia, donde hubo tres explosiones, se halló un pasaporte sirio cerca del cadáver de uno de los suicidas. Según Atenas, pertenece a un migrante registrado en Grecia, por donde transitaron este año decenas de miles de refugiados hacia el norte de Europa.

En tanto, la Policía francesa difundió hoy una foto de un individuo "que puede estar implicado en los atentados de París", Salah Abdeslam, sobre quien pesa también una orden de detención emitida por la justicia belga, y pidió la colaboración ciudadana.

Salah Abdeslam, nacido el 15 de septiembre de 1989 en Bruselas, está considerado un "individuo peligroso, sobre todo no intervengan por su cuenta", aconseja la policía. La justicia belga emitió una orden internacional contra este hombre que residía en el barrio de Molenbeek en Bruselas.

Dolor en Francia

Diez meses después de los ataques a la revista satírica Charlie Hebdo y un supermercado kósher, que dejaron 17 muertos en enero pasado en la capital francesa, estos atentados han sumido de nuevo al país en el dolor.

Este domingo, primero de los tres días de duelo nacional decretados por el gobierno, los museos y salas de espectáculos seguían cerrados en la Ciudad Luz y se echaban de menos los típicos mercados callejeros. La Torre Eiffel, en cambió, volvió a iluminarse, aunque permanecerá cerrada hasta nueva orden.

Una ceremonia se realizó este domingo en la catedral de Notre-Dame a la memoria de las víctimas.

Falsa alarma

Mientras, una falsa alarma provocó hoy movimientos de pánico en la capital francesa donde la tensión es evidente a dos días de los ataques perpetrados en varios puntos de la urbe.

En la Plaza de la República, sitio al que cientos de personas acuden para homenajear a las víctimas mortales de los atentados, se escucharon ruidos que provocaron que las personas presentes en el lugar salieran corriendo rápidamente. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: