Fiscalía pide prisión contra Humala y su esposa

- 12 de julio de 2017 - 00:00
El expresidente de Perú (2011-2016), Ollanta Humala, y su esposa, Nadine Heredia, niegan los vínculos.
Foto: laprimera.pe

El exdirector de Odebrecht acusó a ambos de recibir al menos $ 3 millones para la campaña presidencial de 2011.

El pedido de la Fiscalía fue definitivo: prisión preventiva para Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, en el marco de la investigación por lavado de activos que el Ministerio Público sigue sobre ellos desde el año pasado.

Hace varios meses que la situación de la “pareja presidencial”, como es conocida, se complicaba de forma aguda. Las declaraciones vertidas por Marcelo Odebrecht, principal de la constructora brasileña, en las que aseguraba haber entregado un total de $ 3 millones para la campaña política que llevó a Humala al poder en 2011, hundieron más el perfil del exmandatario, complicado ya por la puesta en escena, una vez más, del caso Madre Mía, en el que es investigado por supuestos delitos de lesa humanidad.

Heredia, a su turno, sigue el mismo destino político que su esposo. Fiel a la cercanía que mantiene con él desde que, en 2006, sus vidas saltaron a la palestra pública, Heredia es acusada por la justicia como autora del delito de lavado de activos, al encontrarse en una serie de agendas de su propiedad detalles de depósitos, montos y nombres de, supuestos, aportes extranjeros con los que financió la campaña.

La petición de la Fiscalía se entregó al despacho de Richard Concepción Carhuancho, juez que atiende la causa,  quien deberá decidir, en audiencia pública convocada para este miércoles, a las 10:00, el destino de los Humala.

La situación para ellos es complicada, al menos, en dos sentidos. Por un lado, tras dejar el poder el año pasado, Humala y Heredia, cabezas visibles del Partido Nacionalista, se quedaron sin ningún respaldo en el Congreso, hoy por hoy, convertido en la arena política en la que se dibuja el destino del país. Menos apoyo tienen todavía en el Ejecutivo o Poder Judicial, espacio, este último, en el que las denuncias en su contra parecen moverse con inusitada velocidad.

Por otro lado, los recursos judiciales que presentaron para alivianar la carga judicial en su contra no causaron efecto. No se logró, como quería su defensa, que el Poder Judicial desestime las agendas de Heredia como prueba dentro de la investigación. Por el contrario, se las ubicó en un lugar central sobre el que se desatan las pesquisas para determinar responsabilidades en la recepción y manejo de esos dineros.

De acuerdo al diario El Comercio de Perú, 64 personas que figuran como aportantes de $ 1 millón para la campaña del Partido Nacionalista en 2011 negaron ante el fiscal Germán Juárez haber entregado esa suma de dinero.

De ellos, 49 descartaron que realizaron algún aporte, mientras que los 15 restantes indicaron que contribuyeron con cantidades menores a las consignadas. El levantamiento del secreto bancario a Heredia reveló que entre junio de 2006 y mayo de 2009 recibió $ 215.000 que justificó a través de contratos de trabajo simulados.

Tras la oficialización de este pedido de prisión preventiva, Humala se convierte en el segundo mandatario, en lo que va del año, de tener los pies a un paso de la cárcel. Alejandro Toledo, prófugo en Estados Unidos, fue el primero. Algo llamativo si sumamos a este dúo la figura de Alberto Fujimori, preso y condenado por delitos de lesa humanidad.

En manos de Concepción Carhuancho queda la decisión de optar por el llamado a la prisión preventiva para evitar, como señala la Fiscalía, una posible fuga que afecte  negativamente el proceso o permite que, aún con la cantidad de pruebas en contra, Humala y suesposa Heredia enfrenten su proceso judicial en libertad. (I)

-----------------------

Mendoza: Espero que PPK no indulte a Fujimori

Verónika Mendoza, excandidata y lideresa del partido político Nuevo Perú, reiteró su firme oposición a un eventual indulto a favor de Alberto Fujimori. Su mensaje lo dio el lunes, en vísperas de la reunión pautada para la tarde de ayer entre el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), y Keiko, hija de Alberto Fujimori, derrotada en los comicios presidenciales de 2016 y líder del partido fujimorista que domina el Parlamento peruano que impide a PPK gobernar con éxito.

“Lo he dicho claramente, de ninguna manera se puede hacer un indulto político como fruto de un chantaje y de una negociación. Además de ilegal, inconstitucional y todo ello sería un pésimo mensaje de impunidad. Para mí, sería una traición a la patria”, insistió la política que se ubicó en tercer lugar en los comicios pasados.

Hace semanas PPK habló de un posible indulto y la semana pasada lo volvió a mencionar, pero esta vez en el marco de un “perdón médico” para el exmandatario. La noticia generó protestas en rechazo a esta medida. Fujimori, que gobernó entre 1990 y 2000, cumple una condena de 25 años de cárcel por corrupción y crímenes de lesa humanidad durante su gestión, en el marco de la lucha contra la guerrilla Sendero Luminoso.

El ejecutivo dijo que cinco temas había en la agenda para tratar en la reunión: seguridad, reactivación económica, empleo (propuestas del oficialismo), lucha contra la corrupción y reconstrucción tras el fenómeno El Niño (propuestas de Keiko). Ante las manifestaciones, PPK aclaró que  no esperaba que se tocara el tema del posible indulto presidencial al padre de Keiko. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: