El ministerio del interior del país detalló estrategia para enfrentar la situación

Extremismo preocupa en las escuelas de Inglaterra

- 09 de junio de 2014 - 00:00
Uno de los peores ataques extremistas en Londres fue el 7 de julio de 2005 en donde cuatro estudiantes hicieron explotar sus mochilas. Foto: Archivo

El ministerio del interior del país detalló estrategia para enfrentar la situación

Las escuelas de Inglaterra se están convirtiendo cada vez más en “semilleros” para el extremismo islámico, especialmente entre adolescentes decepcionados con la política británica, debido a una “grave negligencia” por parte del gobierno que encabeza el conservador David Cameron, afirman varios opositores.

El laborista Trastram Hunt, vocero de Educación de la oposición, denunció, días antes de la publicación de un reporte, un supuesto extremismo islámico en más de 20 escuelas de Birmingham (centro de Inglaterra).

Esa pesquisa, que llevó el nombre de ‘Caballo de Troya’, indicó que el ente regulador y de inspecciones de escuelas Ofsted “no está a la altura de las circunstancias” al no haber detectado a tiempo el extremismo islámico en los colegios del país.

La laborista Yvette Cooper dijo que el escándalo demuestra que el gobierno de Cameron no cuenta con la estrategia adecuada para hacer frente al extremismo islámico.

Cooper dijo que la ‘Iniciativa Prevenir’, creada por el gobierno para evitar la radicalización de alumnos, ha perdido más de 17 millones de dólares de presupuesto desde 2010.

Gran Bretaña fue blanco de un atentado terrorista con bomba el 7 de julio de 2005, cuando 4 suicidas hicieron detonar mochilas cargadas con explosivos en el sistema de transporte público de Londres en plena hora pico matinal.

Ese ataque provocó la muerte de 56 personas, incluidos los terroristas, y más de 700 heridos. Se trató de los actos de terrorismo más sangrientos en Reino Unido desde la muerte de 270 personas en el atentado de Lockerbie (Escocia) en 1988, y los más mortíferos en Londres desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Según Hunt, el ministro de Educación, británico, Michael Gove, debería comparecer ahora ante la Cámara de los Comunes para explicar por qué las escuelas de Inglaterra se han vuelto un ‘terreno fértil’ para el extremismo islámico, a casi 9 años de los atentados en Londres.

“La grave negligencia de Michael Gove le costará la educación a nuestros niños. Desde hace años ha sido alertado que la falta de controles de nuestro sistema escolar dañará los estándares educativos del país”, consideró Hunt.

De acuerdo al ministro de Educación las escuelas inglesas “son víctimas de planes de estudio que incitan a la discriminación de género entre profesores y que exponen a niños al extremismo”.

Acción de Cameron

El escándalo salpicó de lleno al gobierno y obligó a que Cameron ordene una investigación tras una supuesta pelea entre Gove y la ministra del Interior, Theresa May, por diferencias de cómo hacer frente a la radicalización y el extremismo en las escuelas de Inglaterra.

May habría cuestionado duramente a Gove por la forma en que éste lidió con las acusaciones por las más de 20 escuelas de Birmingham donde cientos de niños de escuelas musulmanas habrían sido adoctrinados con posiciones extremas por parte de directores islámicos ‘radicalizados’.

“El extremismo en cualquier sector de la sociedad es un problema y estamos trabajando para lidiar con esto”, afirmó un comunicado del Ministerio del Interior.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP