Colombia reanudará aspersiones con drones tras incremento récord de narcocultivos

- 26 de junio de 2018 - 15:46
Foto: Ministerio de Defensa de Colombia

Colombia reanudará las aspersiones con glifosato utilizando drones tras el incremento récord de narcocultivos, denunciado la víspera por el gobierno de Estados Unidos, anunció este martes 26 de junio el presidente Juan Manuel Santos.

"Se han hecho una serie de planes pilotos (con drones y el herbicida) que le han dado pie al Ministerio de Salud y de Medio Ambiente para decir que cumple con las condiciones de salud y de medio ambiente para poderlas autorizar", afirmó el mandatario desde la presidencial Casa de Nariño.

Las aspersiones aéreas, suspendidas desde octubre de 2015 por problemas ambientales y de salud, se realizarán a una menor altura y con una concentración de glifosato inferior en un 50% a la utilizada anteriormente, agregó.

"Se asimila a lo que ya estamos haciendo, que los erradicadores van con un tanque al hombro haciendo una aspersión terrestre (...), no va a haber que en la aspersión aérea el viento se llevaba el glifosato y hacía estragos" en los cultivos y en las personas, afirmó Santos.

El anuncio se da un día después de que la Oficina Nacional de Control de Drogas (ONDCP) estadounidense revelara que el área de cultivos de coca en Colombia experimentó en 2017 un crecimiento de 11% para alcanzar las 209.000 hectáreas, el mayor nivel de la historia.

En ese mismo período, la capacidad de producción de cocaína en el país habría aumentado un 19%, para pasar de un estimado de 772 toneladas métricas en 2016 a 921 toneladas métricas en 2017, según la entidad.

Las cifras ratifican a la nación sudamericana como la principal productora de esta droga del mundo.

Santos, que dejará el poder en agosto, no precisó desde cuándo se reanudarán las aspersiones, aunque la víspera el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, había dicho que esperaba que desde el miércoles.

Tras utilizarlo 15 años, Colombia fue el último país del mundo en suspender las aspersiones aéreas de este herbicida contra cultivos ilícitos por sus efectos nocivos.

Desde octubre de 2015, cuando la Corte Constitucional estableció que ante indicios de posibles daños a la salud se debía suspender el uso aéreo de esta sustancia, la erradicación de sembradíos ilegales se realiza de forma manual.

El gobierno inició en enero de 2017, fumigaciones manuales con glifosato, tras un plan piloto que estableció protocolos ambientales y sanitarios.

Colombia reconoció entonces que la interrupción de las fumigaciones aéreas podía "haber incidido" en el alza de las áreas cultivadas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: