China amenaza a EE.UU. con “consecuencias” por un proyecto de ley sobre Hong Kong

- 21 de noviembre de 2019 - 10:32
Manifestantes prodemocráticos asisten a una sentada en un centro comercial en Yuen Long, Hong Kong, China.
Foto: EFE

La Universidad Politécnica de Hong Kong recibió el aliento de Estados Unidos. El centro mantiene cierta calma, después de que Washington aprobó un proyecto de ley que contempla sanciones contra funcionarios chinos considerados responsables de la represión de las protestas que además enquista las relaciones entre las dos potencias.

De acuerdo con la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, "El Congreso está enviando un mensaje inequívoco al mundo de que Estados Unidos se solidariza con el pueblo de Hong Kong que ama la libertad. Y que apoyamos plenamente su lucha por la libertad".

La respuesta de Pekín no se hizo esperar. El régimen rechaza cualquier injerencia en el principio de "un país, dos sistemas", que impera en la región administrativa especial.

Geng Shuang, portavoz de Exteriores de China, indicó que "Hong Kong es parte de China, y los asuntos de Hong Kong son asuntos internos de China. Estados Unidos debe dejar de interferir inmediatamente en los asuntos de Hong Kong y otros asuntos internos de China, o China tendrá que tomar fuertes contramedidas para defender nuestra soberanía nacional".

Tras cinco días de enfrentamientos, la presencia policial se redujo en la universidad. De los cerca de mil manifestantes que había en los días previos apenas quedan unas decenas. Pero aun hay cócteles molotov preparados para ser usados contra las fuerzas de seguridad.

Por otro lado, el miércoles el empleado consular del Reino Unido en Hong Kong detenido en agosto en China continental por su apoyo a los manifestantes, Simon Cheng, denunció que durante su arresto fue víctima de torturas. El Gobierno británico ha convocado al embajador chino en Londres para expresarle su protesta.


“Me colgaron (esposado y encadenado) sobre una cruz en forma de X teniéndome abierto de brazos y piernas durante horas. Me obligaron a mantener las manos en alto, por lo que no me llegaba la sangre a los brazos. Fue extremadamente doloroso”, denunció en su página de Facebook Cheng, entre otros abusos mientras permaneció bajo custodia china.

Cheng, según su versión, fue detenido cuando se encontraba en la zona bajo soberanía china de la estación de tren de alta velocidad de Hong Kong. Desde la inauguración de esa terminal el año pasado, los críticos de Pekín han expresado su temor a que se utilizara para aumentar el control de China sobre el territorio. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: