4 civiles y un policía, atacados en Canadá

- 02 de octubre de 2017 - 00:00
La policía inició una investigación contra el sospechoso del atentado y fue detenido durante un control en una carretera.
Foto: AFP

En Francia, el grupo yihadista EI se atribuyó el asesinato de 2 mujeres.

“La policía de Canadá arrestó ayer a un hombre sospechoso de apuñalar a un gendarme y atropellar a 4 transeúntes, en una serie de incidentes violentos en Edmonton (oeste) que el primer ministro Justin Trudeau calificó de atentado terrorista.

La ola criminal comenzó la noche del sábado, afuera de un estadio de fútbol en Edmonton, y culminó horas después con una persecución en automóvil a exceso de velocidad durante la cual el conductor de una furgoneta embistió a 4 transeúntes.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se declaró “extremadamente preocupado e indignado por esta tragedia”, que calificó de atentado terrorista. “No dejaremos que el extremismo violento eche raíces en nuestras comunidades”, señaló y urgió a los canadienses a permanecer vigilantes.

Agregó que la Policía Real Montada de Canadá y el órgano antiterrorista Equipo Policial Nacional Integrado se unieron a la policía de Edmonton en la investigación. “No podemos -y no permitiremos- que el extremismo violento se arraigue en nuestras comunidades.

“El terrorismo no tiene lugar en Alberta (...), el odio y el extremismo”, tampoco, declaró la jefa de gobierno de la provincia del oeste canadiense, Rachel Notley.

El hecho de que ya se utilizaron autos para cometer atentados en el mundo estos últimos meses, y de que se halló una bandera del Estado Islámico (EI) en el coche del sospechoso, llevaron a la policía a abrir una indagación por acto terrorista.

El atacante, a bordo de un Chevrolet Malibu blanco, chocó con barreras de la policía en el exterior del estadio de Edmonton. El auto golpeó a un agente que estaba frente de su automóvil, “lanzándolo 15 pies (4,5 metros) por el aire”.

Las imágenes de una cámara de vigilancia de carretera, difundidas por la policía de Edmonton, muestran la violencia del choque y la sangre fría del conductor. Tras el golpe, el hombre salió del vehículo y regresó para dar por lo menos dos puñaladas a un agente de policía en el suelo, y luego huyó a pie.

A la medianoche, la policía detuvo en un control de carretera una furgoneta U-Haul, donde el conductor fue identificado como el propietario del vehículo implicado en la agresión al agente de policía. Se inició una persecución en la que participaron más de una decena de coches de policía y, en su huida, la furgoneta arremetió voluntariamente contra dos peatones.

Mientras, en Francia, un hombre mató ayer a dos mujeres con un cuchillo en la principal estación de trenes de Marsella, en un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico. El sujeto fue abatido por militares que patrullaban en la zona.

El agresor, “que habría gritado Allahu Akbar”, apuñaló a una de sus víctimas y degolló a la otra, según una fuente próxima a los investigadores. Tras el ataque, la sección antiterrorista de la fiscalía de París anunció la apertura de una investigación por “asesinatos vinculados a una organización terrorista”, e “intento de asesinato de un responsable público”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: