El EI controla zonas del noreste de Siria y del norte y el oeste de Irak

1.420 iraquíes perdieron la vida en agosto (Galería)

- 02 de septiembre de 2014 - 00:00
Un soldado del Ejército iraquí colocó una bandera en la zona de Amerli, arrebatada al grupo extremista de EI. Foto: AFP

El EI controla zonas del noreste de Siria y del norte y el oeste de Irak

Al menos 1.420 personas murieron en agosto de forma violenta en Irak, donde el Ejército está intentando arrebatar a los yihadistas los territorios que conquistaron desde junio, anunció la ONU en Bagdad.

Además, al menos 1.370 personas resultaron heridas, precisó la misión de la ONU en Irak. Naciones Unidas precisó que estos datos no incluyen la provincia de Al Anbar (oeste) y que es difícil verificarlos en las zonas de combate y en aquellas que escapan al control del Gobierno.

Mientras el número de víctimas sigue aumentando, las tropas iraquíes, los combatientes kurdos y los milicianos chiítas, apoyados por la aviación estadounidense, intensificaron su contraofensiva contra los insurgentes yihadistas en Irak.

Las tropas de Bagdad y sus aliados se vieron alentados tras romper el domingo el cerco que durante 11 semanas impusieron los yihadistas a la ciudad turcomana chiíta de Amerli, en el norte.

Este ha sido el mayor éxito del Gobierno iraquí desde que los insurgentes liderados por el Estado Islámico (EI) lanzaron una ofensiva en junio con la que tomaron amplias zonas al norte y oeste de Bagdad.

Además, el conflicto ha tomado otro giro, puesto que Estados Unidos se atrevió a lanzar ataques aéreos contra objetivos fuera del norte kurdo de Irak, en donde se había centrado desde el inicio de su campaña aérea hace 3 semanas.

“Sulaiman Bek está bajo control de fuerzas combinadas”, pero aún hay peligro por los explosivos que los rebeldes pueden haber dejado tras de sí, afirmó Shallal Abdul Baban, responsable de la zona.

Además de EE.UU., Francia, Reino Unido y Australia también enviaron ayuda humanitaria, pero los suministros occidentales se hacían esperar. Lo que no tardó fue la respuesta internacional para armar a los kurdos iraquíes que combaten a los yihadistas. La canciller Ángela Merkel defendió la decisión de enviar lanzacohetes antitanques, rifles y granadas de mano por la amenaza que representan los yihadistas del EI “para Europa y para Alemania”.

Merkel evocó a los alrededor de 400 alemanes que se unieron a las filas del EI en Siria e Irak, afirmando que “hay que temer que estos combatientes regresen un día”.

Para la jefa del Gobierno alemán, la ayuda militar a un bando en un conflicto, algo a lo que Alemania generalmente se opone, debe estudiarse caso por caso. “A veces se necesitan medios militares para poder alcanzar una solución política”, dijo.

Ataques a civiles

Los combatientes del Estado Islámico han usado munición de racimo disparada desde tierra “al menos en un lugar del norte de Siria en las últimas semanas”, según ha revelado Human Rights Watch (HRW).

La ONG indica que tanto el Gobierno iraquí como la agrupación extremista utilizan esta clase de armas, consideradas letales para la población civil. Este tipo de municiones fue utilizado por el Ejército británico en abril de 2003 contra los rebeldes iraquíes.

En Badosh, según medios españoles, se ha documentado la ejecución de 650 prisioneros varones, de confesión chií, a los que se ordenó cavar zanjas donde los insurgentes les mataron.

Mientras que la ONU reporta que las mujeres en particular están expuestas a los abusos de extremistas. Por ejemplo, a mediados de agosto, el EI hizo que en todas las mezquitas de Mosul se lea el anuncio de que las mujeres debían cubrirse el rostro con un velo o, de lo contrario, “enfrentarse a serios castigos”. También ha ordenado que todas las niñas y mujeres entre 11 y 46 años de Mosul sean sometidas a la mutilación genital o ablación.

Se estima que en todo Irak casi 1,2 millones de personas han abandonado sus hogares en lo que va del año, 600.000 por el conflicto tras la toma de Mosul por el grupo extremista en junio.

Un video publicado por la cadena estadounidense CNN muestra a niños sometidos a la influencia del EI disparando ametralladoras en campos de entrenamiento para las nuevas generaciones de yihadistas. Un adolescente que logró huir de uno de los campos de entrenamiento de yihadistas relató que solo tenía 13 años cuando fue reclutado.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: