La ambición llevó a 441 gendarmes a salir de las filas policiales

- 15 de octubre de 2017 - 00:00
Los 45.000 hombres y mujeres que prestan su contingente policial al servicio de la seguridad ciudadana serán incrementados a finales de este año para ampliar la cobertura.
Foto: Archivo / El Telégrafo

En cuatro años 956 agentes fueron destituidos de sus cargos por casos penales, indisciplina y reincidencia.

Un policía gana $ 933 mensuales. El rubro aumenta durante cinco años conforme escala posiciones y grados, al final su paga tiene un tope de $1.002.  Un capitán percibe $ 2.526 en un lustro de servicio.

Sin embargo, a algunos gendarmes u oficiales este sueldo no alcanza para solventar las necesidades de sus familias, se llenan de ambición y son presas fáciles de narcotraficantes u organizaciones delictivas que los seducen con facilidad.

El 29 de septiembre, agentes de la Policía Judicial de Guayas en servicio activo fueron detenidos cuando colocaban 85 kilos de cocaína en la cajuela de un patrullero. Ellos eran acompañados por un exgendarme, dado de baja por mala conducta.

Ambos policías presuntamente integraban la organización delictiva dedicada al tráfico de drogas.

En esta ocasión, Marcelo Tobar, jefe de la Policía de la Zona 8, que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón, calificó a los dos agentes como una vergüenza para la institución. Los dos gendarmes dejaron sus uniforme y botas, así como sus placas.

Desde 2013 hasta 2017 se desvincularon a 956 policías, 441 por causas penales, 222 por tribunal de disciplina, 84 por reincidencia en faltas disciplinarias, entre otros, informó Diego Tipán, viceministro de Seguridad Interna.

En los operativos antidelictivos caen los mismos policías, compañeros que fueron contaminados y seducidos por delincuentes y narcotraficantes. Foto: Archivo / El Telégrafo

En la última semana, dos más fueron descubiertos como parte de una banda delictiva dedicada a la extorsión y estafa de los aspirantes a policías, a quienes les pedía entre $500 y $ 2.000 para ayudarlos a ingresar en la institución, pero nunca aparecían en las listas.

“Dentro de los detenidos constan dos servidores policiales en servicio activo. Hemos procedido con el máximo rigor. Nuestra meta es tener a las mejores personas dentro de las filas policiales”, destacó Tipán.

Seis etapas tiene proceso de selección

Dentro de la Policía Nacional están disponibles 2.810 cupos para los postulantes que cumplan con éxito las seis etapas requeridas.

El proceso comenzó el 10 dejulio de 2017 con la inscripción de los aspirantes. En esta etapa se registraron 45.000 jóvenes.

En la segunda fase, de verificación, un equipo técnico determinado por la Comisión General de Admisión de la Policía Nacional y delegados del Ministerio del Interior revisó los documentos ingresados en el proceso de selección de gendarmes unificado y Amazonía. La tercera correspondió a la prueba Ser Bachiller/Senescyt.

Posteriormente, los postulantes asistieron a las evaluaciones psicológicas y físicas. La última prueba es la de confianza y se desarrollará en el ámbito toxicológico, psicológico, socioeconómico, y evaluación poligráfica (esta prueba no será determinante). El proceso de selección terminará a finales de este año.

Según Tipán, una de las políticas del Ministerio del Interior y la institución policial es depurar a la Policía Nacional de malos elementos que se alejaron de la misión constitucional de servir y proteger y que los responsables de delitos no sean solo detenidos, sino jurídicamente sancionados.

Los procesos de reclutamiento y selección son gratuitos y no requieren de ayuda interna o externa de personas o instituciones. Denuncie cualquier tipo de actos de corrupción al número: 022 955 666 Ext. 143. (I)

Datos

En julio 2017 se inscribieron 45.000 jóvenes (hombres y mujeres) al concurso de aspirantes a policías.

En Facebook anunciaban la ayuda epara ingresar a las filas policiales a cambio de cantidades entre % 500 a $ 2.000. Ellos fueron estafados y extorsionados.

Los postulantes pasaron ya las evaluaciones psicológicas y físicas.

La última prueba será de confianza que se desarrollará en el ámbito toxicológico. El polígrafo no define el ingreso del aspirante. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: