Soldado Wilson Ilaquiche murió por impacto de proyectil

- 07 de marzo de 2019 - 00:00
La familia de Wilson Ilaquiche se movilizó con recursos propios a Tumaco para realizar los exámenes de ADN que permitieron identificar el cuerpo.
Foto: Tomado de la cuenta de Facebook de “Wilson Te Buscamos”.

En Vereda de Jardín Bajo en Tumaco (Colombia) se encontró el 13 de julio de 2018 el cuerpo sin vida del soldado Wilson Ilaquiche, de 29 años.

Hasta el 20 de febrero, los restos mortales permanecían como no identificados en la morgue de esa localidad.

La familia del militar, que era parte del destacamento Tobar Donoso, no dejó de buscarlo. Con sus propios recursos, la madre de Wilson, Gloria Gavilanes, y su tío, Héctor Sigcha, viajaron a Tumaco el 20 de febrero.

Dos tatuajes en el cadáver, uno en el antebrazo izquierdo con la letra W y el otro en el hombro derecho en el que estaba dibujada un ancla, llevaron esperanza a sus familiares.

El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, señaló en octubre del año pasado, en la Asamblea, que se agotaron “todas las posibilidades” de buscar al soldado.

Indicó que la denuncia de la desaparición se presentó en la Fiscalía, que es el organismo que tiene el caso. Pero la madre de Ilaquiche dijo que la única denuncia fue la que puso en la Fiscalía de Carchi por la desaparición de su hijo.

Wilson Ilaquiche salió el 12 de mayo de 2018 del destacamento Tobar Donoso. Iba con tres soldados más presuntamente a libar. Todos volvieron, menos Wilson.

Uno de los militares, en el testimonio que dio a las autoridades, señaló que vio a su compañero con una mujer colombiana. Luego no supo nada más de él.

Nueve días antes de desaparecer, Ilaquiche envió un mensaje de video a su madre, en el cual confesó que sentía temor de permanecer en la frontera norte.

Le contó que una noche antes vio luces que serían de los guerrilleros. Fue al lugar el 26 de marzo, luego de los atentados y el secuestro del equipo periodístico de El Comercio y de dos civiles en la frontera por la organización liderada por alias “Guacho”.

En Tumaco, las autoridades tomaron muestras de sangre de la madre para practicar pruebas de ADN a los restos mortales.
Trece días después la Fiscalía de Colombia confirmó la identidad.

Según esa entidad, un proyectil de arma de fuego terminó con la vida de Wilson. El soldado será sepultado en el cantón Valencia (Los Ríos), en donde nació.

Desde el domingo, los amigos de Wilson alistaron en el cementerio de esa localidad el nicho que recibirá los restos mortales. La madre del soldado pide justicia y que se conozca la verdad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: