El caso de Marisol será tratado como femicidio

- 28 de enero de 2019 - 00:00

La fiscal de Santo Domingo, Pilar Morán, indicó que la causa se trasladará a la provincia de Pichincha, donde se cometió el crimen de la ciudadana.

Marisol Lazo, víctima de violencia de género y madre de un adolescente, de 14 años, fue sepultada el fin de semana último en medio de la consternación y el dolor de sus familiares, amigos y vecinos de la parroquia rural San José de Alluriquín de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Lazo, dueña de un gabinete de belleza, ubicado en Alluriquín, tuvo su primer hijo con Holger R., quien se separó de ella para comprometerse con otra mujer. Sin embargo, Marisol mantenía contacto sentimental con su exmarido.

Según la fiscal de Santo Domingo, Pilar Morán, el domingo 13 de enero Holger R. se encontró con Marisol en la gasolinera de Alluriquín y luego se trasladaron a San José de Pilatón, parroquia Tandapi, cantón Mejía, provincia de Pichincha. Y a orillas del río Pilatón, mantuvieron relaciones sexuales.

Indicó que luego Holger le manifestó a Marisol su molestia por las presiones que tenía para que pase la pensión alimenticia a su hijo. Y cuando ella le dijo que estaba embarazada de tres meses, él le dijo que no quería a ese bebé.

Estos dos episodios presuntamente llevaron a Holger R. a golpear con una piedra, por dos ocasiones, en la cabeza a Marisol, lo que ocasionó su muerte, de lo cual se cerciora hasta antes de abandonar a la mujer en ese sitio.

La fiscal Morán narró que después de dos días el hombre regresó a la escena del crimen, donde procede a desmembrar a la mujer y las partes las guardó en fundas y estas en sacos de yute.

“La cabeza, un brazo y los pies los colocó en una funda, en otra las piernas y en una tercera, el tronco. Todo lo hacía en la noche”, indicó.

Los restos de la mujer, guardados en fundas, los trasladó hasta la finca de propiedad de su padre, donde los lanzó a una quebrada de difícil acceso. Mientras esto sucedía en Alluriquín, los familiares, la Policía y los vecinos buscaban por todos los sectores a Marisol.

Incluso se efectuó una marcha por la desaparición de ella. Era muy querida en esa localidad, pues como estilista conocía a la mayoría de sus vecinos. Morán señaló que Holger R. confesó el crimen y la ubicación de los restos en la Policía.

Con los agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y la Fiscalía recuperaron el viernes 25 de enero las fundas de una quebrada de 120 metros de profundidad. Un familiar de Marisol condenó el proceder de Holger, porque aun sabiendo que estaba embarazada la mató y también al bebé que llevaba en su vientre.

La fiscal Morán confirmó que se trata de un caso de femicidio, porque el hombre fue pareja de Marisol durante 14 años, luego se casó con otra persona, pero seguía como pareja de la víctima. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: