La “Tricolor” ya viajó a Argentina y hoy se entrena

29 de junio de 2011 - 00:00

La selección ecuatoriana de fútbol partió ayer rumbo a Argentina para disputar la Copa América 2011, con 23 jugadores, seis  elementos del cuerpo técnico y 30 maletas de utilería para la competencia.

En el aeropuerto Mariscal Sucre esperaban los familiares de los jugadores desde muy temprano, y pasado las 08:00 llegó el bus de la “Tricolor”. En la base aérea se dispuso un operativo de seguridad con cordones, pero fue poco útil ya que el público y la prensa superó la barrera para acercarse, por lo menos un poco, hasta los seleccionados.

“El partido contra México ya quedó atrás. La meta es la Copa y tenemos que trabajar bien esta última semana para llegar en buen estado al primer partido. El objetivo del grupo está intacto”, dijo el defensa Norberto Araujo, mientras era asediado por aficionados que buscaban una foto o un autógrafo.

La utilería llegó minutos antes y lo primordial dentro del equipaje era la ropa para frío, por la estación invernal que vive el sur del continente. Además de los implementos para este clima, como chompas, gorros o guantes, en total se dispone de 10 uniformes de juego, seis titulares y cuatro alternos.

El viaje de la selección hasta Buenos Aires tenía una escala intermedia en Lima y estaba previsto que lleguen a las 18:55. Hoy a las 10:00 realizarán su primera práctica en Argentina, en Casa Amarilla, propiedad de Boca Juniors; y a las 16:40 viajarán a Santa Fe, donde se disputará el primer partido  el domingo (16:30) contra Paraguay.

“Vamos optimistas de hacer un buen torneo. La preparación ha sido adecuada en este tiempo y en esta semana se va a optimizar algunas cosas para el debut ante Paraguay”, aseguró el defensa Fricson Erazo, que sería titular en el estreno junto al “Beto” Araujo.

El entrenador colombiano Reinaldo Rueda evitó dar declaraciones y entró rápidamente a la terminal, al igual que Antonio Valencia, Felipe Caicedo y Marcelo Elizaga, que respondieron a los saludos de las pocas personas que coincidieron a esa hora en el aeropuerto.

Uno que sí habló en medio del tumulto fue Michael Arroyo, que disputará su primera Copa América. “Estamos muy motivados con jugar el torneo. Todos los que estamos acá sabemos que tenemos una gran responsabilidad con el país y con nosotros mismos”, aseguró el volante del San Luis mexicano.

Uno de los últimos en ingresar al aeropuerto fue Cristian Benítez, después de posar en algunas fotografías.

“Sabemos que tenemos material y que podremos hacer bien las cosas contra Paraguay. Los amistosos sirven para aprender, uno siempre quiere ganar, pero de las derrotas también se puede asimilar cosas y el último partido nos servirá para corregir muchos errores”, comentó el “Chucho”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: