Ministerio de Agricultura evalúa situación de Manabí

03 de diciembre de 2011 - 00:00

El 80% de las tierras en Manabí se encuentran afectadas por la sequía. La falta de agua para regar los terrenos impide que el pasto para los animales crezca y estos puedan a su vez alimentarse.

Del millón de reses registradas en la provincia, alrededor de 80  han muerto a causa de enfermedades que devienen al no contar con una adecuada alimentación.

José Zambrano, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegan), señaló que el sector al que representa está atento a que llueva durante diciembre.  

“Si en enero no hay presencia de lluvias, eso sí sería catastrófico como lo que sucedió en el 2009, cuando murieron aproximadamente 10.000 reses”, enfatizó.

El dirigente -oriundo de Chone- indicó que la zona más afectada de la provincia por la falta de agua es Olmedo, en donde los animales están débiles y propensos a cualquier tipo de enfermedades. 

Jacinto Zamora, alcalde de Olmedo, pidió la intervención inmediata de los técnicos del Ministerio de Agricultura (Magap), quienes evalúan la causa de la muerte del ganado. El pedido también lo hizo extensivo el presidente de la Fedegan, quien añadió que los costos de la producción de la carne y la leche pueden alterarse.

Enrique Baquerizo, gerente de la Asociación de Ganaderos del Litoral y Galápagos (Aglyg), instó a las autoridades a que se declare la emergencia no solo en Manabí, sino en otras provincias de la Costa como Guayas y Esmeraldas; y se provea además de alimentos e insumos veterinarios para socorrer al ganado.

Personal del Magap trabaja con las 47 asociaciones ganaderas de Manabí en capacitación y entrega de pasto para ser almacenado.

Trascendió que si hasta diciembre no llueve se implementará un plan de mitigación que consiste en la entrega de raciones alimenticias para el ganado, semillas y fertilizantes a todos los  agricultores, para que puedan reactivarse económicamente.

Miguel Carvajal, viceministro de Desarrollo Rural del Magap, comentó que es una situación cíclica por la que atraviesa Manabí y toda la zona costera del país.

“Es un problema recurrente que se agrava en parte por los efectos del déficit hídrico que tenemos, pero también por el cambio climático”, expresó no sin antes manifestar que en abril el Ministerio en algo atendió al sector ganadero.

Expuso que la solicitud de declaratoria de emergencia está expuesta por los agricultores, pero insistió que eso lo definirán las autoridades.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: