Italia, Francia y Portugal se alinean con EE.UU. para “cazar” a Snowden

03 de julio de 2013 - 00:00

El caso Edward Snowden sigue causando problemas a nivel mundial. El último inconveniente se registró la tarde de ayer, cuando los gobiernos de Francia, Portugal e Italia impidieron al avión presidencial boliviano sobrevolar esos países.

La decisión fue tomada debido al rumor de que en la aeronave viajaba el excontratista de la CIA, Edward Snowden. Lo cierto es que en el avión estaba el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien regresaba de Moscú, donde participó en una cumbre de países exportadores de gas. (Ver infografía ampliada)

El canciller boliviano, David Choquehuanca, protestó por lo que consideró una discriminación contra el mandatario indígena. “Quieren amedrentarnos”, reclamó el diplomático en referencia a que Morales se había expresado a favor de conceder el asilo a Snowden.

Choquehuanca contó que una hora antes de ingresar al espacio aéreo francés, las autoridades de ese país revocaron el permiso de vuelo pese a que se había informado la ruta. Poco después hizo lo propio Portugal. “Se ha puesto en riesgo la vida de nuestro presidente”, insistió.

Por ello, el avión de Morales aterrizó de emergencia en la capital de Austria, Viena. Poco después, el ministro de Defensa de Bolivia le confirmó al canal Telesur que Italia también se unió a la prohibición de sobrevolar su espacio aéreo. Ahora la diplomacia boliviana prepara sendas protestas contra los tres países.

Edward Snowden todavía permanece en la sala de tránsito del aeropuerto SheremétievoEl presidente Morales rechazó que Snowden viajara a bordo de su avión presidencial. “Jamás lo vimos (en Moscú)” y “para nada” fue tema de conversaciones con las autoridades rusas, aseguró el gobernante en el aeropuerto de Viena.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, calificó como “una tremenda ofensa” lo ocurrido y anunció que solicitará una reunión de los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para tratar este tema.

El incidente ocurrió en una jornada de alto movimiento diplomático por las 21 solicitudes de asilo que Edward Snowden ha distribuido a igual cantidad de países. Algunos Estados ya han rechazado esa posibilidad y la mayoría de los europeos indica que para analizar una petición de asilo el interesado debe estar en el país.

Solamente Bolivia y Venezuela se han mostrado dispuestos a abrir las puertas al hombre que destapó el espionaje masivo de comunicaciones por parte de EE.UU.  y Reino Unido.

Nueve días después de que Snowden, procedente de Hong Kong, llegara al aeropuerto moscovita de Sheremétievo, en cuya terminal de tránsito permanece desde entonces, el Kremlin informó que este “ha renunciado a su intención y a su petición de tener la posibilidad de quedarse en Rusia”, como había solicitado solo 48 horas antes.

Aunque Moscú no dio explicaciones sobre el cambio de opinión del extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EE.UU., reclamado por Washington, la revocación de su solicitud se produce después de que el lunes el presidente ruso, Vladimir Putin, dijera que, para quedarse en Rusia, Snowden debía cesar sus filtraciones y toda actividad dirigida contra los intereses de Estados Unidos.

Un “Paul Revere” moderno

Por su parte, el padre de Edward Snowden alabó a su hijo por haber ayudado con sus filtraciones a abrir en EE.UU. el debate sobre el espionaje del gobierno y lo compara con el patriota de la guerra de Independencia “Paul Revere”, en una carta dada a conocer  por la cadena norteamericana ABC.

Snowden “es un moderno Paul Revere convocando al pueblo estadounidense a enfrentar el creciente peligro de la tiranía del gobierno”, dice el padre del joven, Lonnie Snowden, en una carta escrita con su abogado, Bruce Fein.

Lonnie Snowden cree que su hijo hizo “despertar de un sueño profundo” a la supervisión del Congreso sobre la inteligencia de EE.UU.

ECUADOR HALLA MICRÓFONO EN SU EMBAJADA

El canciller Ricardo Patiño anunció ayer que en la visita que realizó a Londres, el pasado 16 de junio, se encontró un micrófono oculto en la  oficina de la embajadora ecuatoriana en ese país, Ana Albán. Dijo que de inmediato analizaron el caso y que la procedencia del  artefacto y más detalles se darán a conocer hoy. Sin embargo, adelantó que el micrófono no tendría nada que ver con la denuncia de espionaje de EE.UU.

Según el funcionario de Estado, pedirán explicaciones al país que habría ocultado el micrófono en la embajada ecuatoriana. “Estamos interferidos por todo el mundo”, dijo el canciller, al referirse  a que la prensa conoció antes que el presidente Rafael Correa la carta que envió Edward Snowden. También cuestionó a  medios como Univisión, que habría  publicado información propiedad de la Cancillería, sin autorización. “No estoy diciendo que ellos han hackeado, pero de pronto le dieron otros la información, no sabemos”, alertó.

Por otro lado, el canciller dijo que Ecuador analiza la situación política internacional y no cambia su postura en el caso Snowden. Afirmó que el extécnico de la CIA está en Rusia y a ese país le compete analizar la situación si recibió una solicitud de asilo.

Precisó que si Ecuador otorga asilo a Snowden, no sería a cambio de  otras cosas, como la extradición a los hermanos Isaías. Anoche se conoció que EE.UU. habría negado dicha extradición, en una nota de la Embajada americana en Quito con fecha 20 de junio, informó la página ecuadorinmediato.com.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP