El tramo 7 en esta zona de Guayaquil tendrá una extensión de 1,7 kilómetros

Vecinos del estero aún viven entre malos olores y sin alcantarillado

- 23 de febrero de 2016 - 00:00
Hay personas que todavía arrojan desperdicios en el estero Las Ranas, cerca del Cristo del Consuelo.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

Interagua asegura que Guayaquil tiene 100% de red sanitaria cerca del Salado. Luego se contradice al indicar que 5 zonas no están conectadas al sistema.

Angélica Cabrera, de 56 años, hasta  la noche observa el estero Salado, en el Cristo del Consuelo, en Guayaquil. Ella posee una tienda de víveres en su casa, que está al pie del afluente. En su horario de atención ve a personas arrojando desperdicios al brazo de mar. “Es gente que vive acá y también desconocidos”, denuncia. Ella -cuenta- ha recibido insultos por reclamar. “Me responden que no soy la dueña del estero”.  

En su sector, Leonidas Plaza y la F, no tiene alcantarillado sanitario. Todavía utiliza pozo séptico. “A veces huele mal el estero”, se queja.

Un equipo periodístico de EL TELÉGRAFO, en un recorrido por las riberas del brazo de mar, pudo constatar más problemas. En la mañana lluviosa de ayer, dos adultos consumían drogas en la vía pública.

Geoconda Angulo, moradora de la Cooperativa Eloy Alfaro, con pesar expresa que ese es uno de los mayores inconvenientes del sector. “Los viernes se ve a gran cantidad de jóvenes. Acá hace falta una cancha deportiva en buen estado para que ellos se alejen del vicio”.

Asaltantes, añade, ya no hay.  “Los integrantes de las pandillas comenzaron a matarse entre ellos hasta que no quedó ninguno”.

En cambio, preocupa los numerosos roedores que salen y entran a las casas cuando sube la marea. Estos son atraídos por la basura que algunos ciudadanos echan cerca.  

Este fin de semana, en su enlace de los sábados, el presidente de la República, Rafael Correa, ratificó que el Gobierno Nacional continuará construyendo parques lineales en el Tramo 7 del estero Salado, sector Cristo del Consuelo. La obra abarcará 1,7 kilómetros. Según el Primer Mandatario, ese tipo de estrategias evita que se siga contaminando el estero.

Sin embargo, aclaró que no se ha podido limpiarlo completamente, a pesar de todas las acciones gubernamentales, porque no existen conexiones suficientes de Interagua (concesionaria de agua potable y alcantarillado). “Se siguen arrojando aguas residuales al Salado. Incluso, industriales. Mientras no se controlen las descargas, el cauce seguirá contaminado. Eso es responsabilidad de Interagua y del Municipio”.

Al momento, según Correa, se han construido 10 km de parques y reubicado a alrededor de 3.000 familias. “Faltan 1.800 familias”.

Interagua tiene otras cifras

Interagua respondió ayer, mediante un comunicado, que Guayaquil tiene el 100% de red de alcantarillado sanitario público en el área de influencia del estero Salado.

La empresa precisó que el norte del Salado posee 100% de conexiones intradomiciliarias; mientras que en el sur, en el estero Las Ranas, en una primera fase se instalaron 605 conexiones.

Detalló que se inició el proceso de licitación para 3.200 instalaciones intradomiciliarias de los predios no conectados de la Isla Trinitaria. “A lo que se suma 10.000 conexiones adicionales en el Guasmo y Trinitaria que descargan indirectamente por filtración de pozo séptico.  Este proceso licitatorio se iniciará este año. La obra terminará a finales de 2017”.

A inicios del segundo semestre de este año -agregó- rehabilitará la red de alcantarillado público, de 65.000 conexiones intradomiciliarias, en el Suburbio Oeste.

Y concluyó que está impedido de incorporar a la red a los 1.500 predios de la Isla Trinitaria, Suburbio Oeste, Plan Piloto y Cisne I y Cisne II debido a que en 2012 fueron notificados con desalojos por parte del gobierno para la construcción del Parque Ecológico del Salado. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: