La coadministración de parques aún no convence

- 15 de enero de 2018 - 00:00
En el parque central de Las Acacias, el comité dispuso que la única pista del lugar privilegie a quienes realizan caminatas y trotes.
Foto: David Guerrero / et

El Municipio de Guayaquil informó que vigila el mantenimiento de los 600 espacios recreativos que están bajo el cuidado de las directivas barriales.

Aurelio Bonilla, profesor de colegio, tiene casi dos décadas viviendo en Samanes 6 y

su casa está cerca de la avenida Francisco Rizzo por donde existe un regular movimiento de vehículos.

El maestro aseguró que disfruta “ver pasar los días” en un pequeño parque ubicado en la manzana 956. El lugar mencionado muestra desgaste en el mobiliario y con las primeras lluvias del año pasado la maleza empezó a brotar con fuerza.

“Ya vamos para los 5 años que estamos así, sin que les importe a las autoridades. A lo mucho recibimos ayuda de la Policía y los colegios para darle mantenimiento, porque si por la vecindad fuera, esto se pierde”, lamentó Bonilla.

Este no es el único caso en el sector. Solo a 200 metros más al sur, pasando la Francisco Rizzo, un espacio recreativo de Samanes 2 tiene las mismas limitaciones para conseguir apoyo comunitario para su mantenimiento.

Lo primero que resalta en este sitio es la falta de iluminación durante las noches. Javica Mena, habitante del sector, explicó que el parque fue construido por el Municipio, pero lo entregaron al comité para que le dé mantenimiento.

La responsabilidad duró mientras los primeros directivos vivieron en el sector. “Cuando se mudaron fue más difícil organizarnos... Muchos consideran que esto debe hacerlo la Alcaldía”.

Al tema de la falta de mantenimiento y a la poca intervención de los comités barriales se suman las restricciones en el uso de los espacios públicos.

Este diario expuso, la semana pasada, la situación de un parque en la ciudadela Las Acacias, en el sur de Guayaquil, donde los moradores manifestaron su malestar por la prohibición de circular con bicicleta en una pista, precisamente para bicicletas, patines y patinetas.

En los últimos tres años, el Cabildo intervino las áreas verdes del sector de los condominios. Además de juegos infantiles, se construyeron amplios espacios para la circulación de peatones y ciclistas. “Pero el parque es más seguro en la noche”, justificó Manuel Cevallos, del bloque C4, cerca de la av. 25 de Julio.

Sobre la prohibición del comité central, explicó que la polémica surgió hace dos meses porque un grupo de adultos utiliza frecuentemente el lugar para caminar o trotar. “No les pareció esquivar a cada momento las bicicletas y en una reunión se terminó por prohibir el ingreso”, explicó el ciudadano.

El Cabildo conoció del particular tras una solicitud de información realizada por EL TELÉGRAFO. El vocero municipal, Jorge Rodríguez, explicó que si existe algún tipo de inconformidad por el mal manejo de los espacios públicos se debe hacer la respectiva denuncia en la Dirección de Áreas Verdes de la Municipalidad.

Refirió que de los 3.000 sitios recreativos que hay en la ciudad, 600 están bajo convenios de comités barriales y cívicos. “Aquellos que no son responsabilidad nuestra y los mantenemos con nuestros recursos”.

Rodríguez aseguró que se asignó personal municipal  para vigilar los espacios que están bajo autogestión comunitaria. En los casos necesarios, una vez conocida la denuncia “asumimos el arreglo de los parques, insistió el funcionario.

Sin embargo, reconoció que en determinados casos hubo un retraso en la intervención por inconvenientes con otras instancias públicas.

En cuanto a la situación del parque en Las Acacias, el funcionario aclaró que el Cabildo no ha dispuesto ninguna restricción y exhortó al comité responsable para que se establezca el uso compartido del espacio público.

El Parque Centenario sigue con puertas cerradas pese a las protestas.  El peatón debe circunvalar el parque para caminar por la Av. 9 de Octubre.

Estipulaciones

- Ordenanza de parques. La ordenanza de la Dirección de Áreas Verdes, Parques y Movilización Cívica establece, además de responsabilidades municipales para la administración de espacios recreativos, la coordinación con comités barriales.

- 3 mil espacios recreativos -parques incluso- hay en la zona urbana de Guayaquil.

- Cierre de puertas. El Parque Centenario, desde junio del año pasado, tiene cerradas tres de las cuatro puertas de ingreso. Los peatones que caminan por la Av. 9 de Octubre   circunvalan el parque para retomar la vía. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: