Juan Jácome: “Los buses eléctricos serán un ahorro fiscal”

- 14 de diciembre de 2018 - 00:00
Juan Carlos Jácome. Presidente del Directorio de la Corporación Financiera Nacional.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

El uso de unidades de este tipo, como transporte urbano, generaría, en 15 años, una disminución de $ 500 millones en subsidios para el diésel.

Una flota de buses eléctricos está próxima a llegar a Guayaquil y la Corporación Financiera Nacional (CFN) ayudó en esta iniciativa con un crédito a la cooperativa Saucinc (línea 89).

El titular de la CFN, Juan Carlos Jácome, destaca los incentivos y beneficios económicos del financiamiento.

¿En qué consiste este programa de financiamiento de movilidad eléctrica y desde cuándo se aplica en el país?
Uno de los andariveles, donde el presidente Lenín Moreno hizo mucho hincapié, fue propender a tener ciudades del futuro donde la transportación pública sea mayoritariamente eléctrica.

La CFN, hace aproximadamente mes y medio, aprobó este programa focalizado para buses eléctricos a nivel nacional. Se financia a la compañía de transporte para que pueda renovar la flota. Esta particularidad, no es casual.

El Presidente y la CFN lo tienen muy claro: Si todos los buses migran a los vehículos eléctricos generaría un ahorro fiscal superior a los $ 500 millones, en unos 15 años, por lo de los subsidios.

Ya tenemos una referencia: 20 buses eléctricos (cooperativa Saucinc), en el lapso de 15 años, generarán un ahorro de $ 8,5 millones (en subsidios). No nos olvidemos que Ecuador produce petróleo crudo pero importa combustible.

Hasta el momento, ¿cuántas cooperativas en Guayaquil han accedido a este crédito?
El producto es bastante nuevo y tenemos solo un crédito aprobado por parte de una cooperativa domiciliada en Guayaquil (Saucinc) y, básicamente, esto es el resultado de una interacción entre varios actores.

El Municipio, junto a su agencia reguladora de transporte (Autoridad de Tránsito Municipal), ha tenido un rol complementario muy importante porque sin la visión de ellos, en conjunción con la voluntad del Gobierno nacional en crear productos y estas alternativas de transportación pública, no se hubieran cristalizado.

¿Tienen alguna expectativa de cuántos podrían aplicar a este crédito o un monto previsto para este plan?
En realidad, CFN no preasigna montos de crédito por los productos que va creando. Somos un mostrador, conforme van llegando los clientes se les va otorgando el crédito.

Sin embargo, yo estimo que sí existe una dinámica muy interesante, tampoco es que esto es un producto masivo, probablemente podemos estar hablando que el próximo año cerca de $ 20 millones podrían ser demandados en esta línea de crédito lo cual es bastante interesante.

Ahora, estos buses... CFN está liderando el tema de financiamiento para las unidades eléctricas dentro del plan de movilidad pero esto también se complementa con los taxis. Para estos estamos creando un producto financiero a través del Banco del Pacífico (subsidiario de CFN) que, además patrocinará a las empresas de transporte ligadas con el gremio taxista.

Un elemento importante de esto también son los puntos de recarga para este tipo de vehículos. ¿Se creará algún crédito para quienes deseen instalar este tipo de infraestructuras?
De hecho, los productos que hoy tiene CFN permitirían que cualquier empresa, con los correspondientes permisos (Municipio, Ministerio de Energías, entre otros) puedan crear las estaciones eléctricas para carga. Eso sería un activo fijo para una empresa que decida prestar ese servicio y CFN cuenta con los productos para poderlo hacer.

¿En cuáles otros puntos del país aspiran a una buena acogida de este tipo de préstamos?
Inicialmente estamos conversando con muchos cantones del país. Hemos hablado en Guayaquil, Cuenca, Quito... Obviamente, son momentos políticos de recambio (elecciones de marzo de 2019) y puede que las conversaciones queden suspensas hasta ver quiénes son los nuevos gobernantes seccionales.

No obstante aspiramos a que la ciudadanía y las empresas de transporte se interesen. Creo yo que la política se articula de abajo hacia arriba. En el momento que creamos una expectativa de algo distinto para empresas de transporte, seguramente todas ellas irán movilizándose hacia sus diferentes gobiernos autónomos para cristalizar esos anhelos.

Desde su perspectiva, ¿considera pertinente crear una tarifa diferenciada por lo que implica el costo y mantenimiento de los vehículos eléctricos?

Sería prudente pero ineludiblemente esto depende mucho del ambiente político propio de cada gobierno autónomo. Habrá gobiernos donde sea más viable diferenciar tarifas, habrá gobiernos donde no sea tan viable... Creo que el tema depende mucho de la articulación de los concejos municipales.

Lo importante del caso, lo que hace que este producto sea ganador desde el punto de vista financiero, fue la visión política del presidente Moreno en la Ley de Fomento Productivo donde se elimina el IVA a la importación de este tipo de vehículos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: