Juan Carlos Osorio busca un fútbol elaborado

- 03 de noviembre de 2018 - 00:00
Osorio es conocido por su sistema de rotación. Al ser indagado sobre si mantendrá esa misma filosofía en Paraguay manifestó que podrá ensayar variantes.
Foto: AFP

El colombiano resaltó el compromiso de acercar a Paraguay a la gente y buscar potenciar el juego de la Albirroja de cara a los compromisos venideros.

Llevar a Paraguay lo “más lejos posible” en la Copa América y desde ese bagaje acometer la clasificación a Catar 2022, es el objetivo inmediato del colombiano Juan Carlos Osorio, desde septiembre al frente de la Albirroja, que no se ha clasificado a ninguna cita mundialista a partir de Sudáfrica 2010.    

“Llegar lo más lejos posible, porque se va a competir con selecciones de las mejores como Argentina, Brasil, Uruguay, Colombia y Chile. Es un reto de alto nivel y una oportunidad extraordinaria de tener alta competencia”, dijo Osorio en una entrevista concedida a fifa.com, el portal de internet de la FIFA.  

La Copa América de Brasil 2019 es el primer medidor que tendrán las selecciones sudamericanas previo a empezar el camino a Catar 2022. El ex Millonarios, Once Caldas y Nacional tiene el objetivo claro.  

El entrenador asume que una de las principales dificultades de Paraguay tras la Copa América del próximo año en Brasil será encontrar competiciones de fuste que sirvan como preparación para el Mundial de Catar.

“Nos gustaría jugar con las selecciones europeas que estuvieron entre las ocho mejores del Mundial de Rusia, como Croacia y Suecia, pero con la nueva Liga de Europa será difícil. La idea es familiarizase con ese tipo de competencia que llevará al Mundial, que es a donde queremos llegar”, indicó.

El reto de Catar será también el de Osorio, en su segunda experiencia como seleccionador, tras dirigir a México, a la que llevó hasta los octavos de final del pasado Mundial de Rusia.

“Fue una experiencia inigualable que me enriqueció como profesional”, señaló, luego de agradecer a dirigentes, jugadores e hinchas mexicanos que confiaron en él como seleccionador.

En ese sentido, Osorio dijo que el Mundial de Rusia fue todo un acicate a la hora de plantearse volver a asumir la dirección de otra selección, en lugar de un club.

“Estando en el Mundial me preguntaba si, por disfrutar tanto el día a día, no debería regresar a dirigir clubes. Pero en Rusia me di cuenta de que competir a ese nivel es una experiencia fantástica. Entonces pensé en encontrar una selección donde tuviéramos la posibilidad de ir a un Mundial, pero en la que el día a día fuera una probabilidad”, señaló el estratega.

Sobre Paraguay, el seleccionador de 57 años dijo que cumple las condiciones sudamericanas en las que “se valoran los microciclos de trabajo, en los que uno entrena de lunes a jueves con los jugadores y luego regresan a sus clubes para jugar el fin de semana”.

“En Asunción hay 10 equipos profesionales, así que trabajaremos con un grupo de futbolistas que se irán familiarizando con nuestra metodología. Al mismo tiempo, intentaremos mejorarlos no solo con las prácticas, sino compitiendo con los mejores que están en el país”, acotó el colombiano.

Agregó que le atrajo de Paraguay una “nómina con muchos zurdos”, en especial “en posiciones naturales de mitad de cancha para atrás”.

“Hay dos o tres que pueden cumplir el rol de centrales o laterales por izquierda con ese perfil. Lo mismo en el medio y arriba, en puestos claves como los extremos. También tuvimos en cuenta su poderío en el juego aéreo, una virtud cada vez más necesaria.

Los números de goles anotados por la vía de pelota parada en los últimos dos Mundiales así lo demuestra”. También señaló que como seleccionador de Paraguay no busca “un equipo cerrado a un club o a una ciudad”.    

“Es importante que entiendan lo que hacemos, porque a veces no prestan a sus jugadores creyendo que en las fechas FIFA el trabajo con la selección es una carga extra. Deben saber que, como metodología, apuntamos a desarrollar su capacidad de tomar buenas, mejores y más rápidas decisiones durante el juego. Y de eso también sacarán provecho los mismos clubes”, indicó.   

Ello, con la idea de confeccionar un gran equipo que juegue según sus características, pero con un “plan B” en sus botas.  

“Uno que no renuncie a la idea de juego que los caracterizó por muchos años y que históricamente ha dado buenos resultados, con jugadores vehementes y con personalidad. Y que cuando el juego lo permita tenga un plan B. Que se perciba que el fútbol de elaboración también es una idea que puede desarrollar Paraguay”, agregó. (I)

En detalle
Las razones de su elección
El trabajo diario de un técnico de club es muy diferente al de un seleccionador, pero en Paraguay, Osorio encontró la posibilidad de continuar en la órbita de selecciones sin dejar de lado la labor formativa de jugadores.

52 partidos dirigió el estratega colombiano con la selección mexicana. Logró 33 victorias.

Un estratega analítico
Juan Carlos es un analítico del fútbol y para elegir su próximo trabajo tuvo en cuenta las características de los jugadores para poder no solo llegar al Mundial de Catar, sino ser protagonista.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: