Lima pretende revolucionar el fútbol local

- 05 de diciembre de 2019 - 23:12
La entrenadora brasileña de 39 años, Emily Lima, fue presentada este jueves 5 de diciembre de 2019 en la Casa de la Selección, para dirigir a la Tricolor.
Foto: John Guevara / El Telégrafo

La estratega, oriunda de Sao Paulo, presentó un proyecto para tres años, con la intención de volver a un Mundial. También quiere reordenar las categorías formativas femeninas y potenciar a las futbolistas nacionales.

Cuando la brasileña Emily Lima recibió la llamada de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) hace tres meses, ya empezó a trabajar por la selección incluso antes de que se oficialice su contratación para la Tricolor.

Encargó a su analista de video, Camila Lima, que reúna el material disponible sobre la selección. Allí pudo observar lo que consiguió el equipo nacional en 2014, con la clasificación al Mundial y la cita en Canadá, al año siguiente.  

A su llegada contó con el respaldo de Cristian Ayala, preparador físico y Jorge Loaiza, preparador de arqueras, para empaparse del fútbol femenino nacional. Ambos llevan años en las selecciones femeninas y la guiaron en su primera inmersión.

El argentino Gustavo Silikovich, director ejecutivo de la FEF, fue el que le presentó el proyecto del ente para el balompié femenino. La intención es reorganizar y potenciar al equipo nacional, en todas sus categorías.

Con esa ruta diseñada, Lima empezó a trabajar en el proyecto, establecido para tres años. El mismo ya fue aprobado por la dirección de la Ecuafútbol y empezará su ejecución a partir de 2020.

La prioridad se enmarca en volver a una cita mundialista, después del estreno en Canadá 2015. La próxima Copa del Mundo absoluta se jugará en 2023, en sede aún por definir, mientras que las selecciones sub-17 y sub-20 disputarán los mundiales el próximo año 2020.

Las más jóvenes tratarán de acceder al certamen que se jugará en India, en noviembre, mientras que las menores de 20 años tendrán la competición en Nigeria, en el próximo julio.  

Para acceder a esos mundiales se jugarán los torneos sudamericanos; para la sub-17 se entregan tres boletos y para la sub-20, dos. La Conmebol aún no define las sedes de ambos campeonatos.

A Ecuador no le ha ido bien en esos sudamericanos, por lo que con el fichaje de Lima se pretende controlar a todas las selecciones y encaminar a las futbolistas para que asciendan al equipo estelar, con un trabajo ordenado.

Ese cambio que quiere provocar la brasileña en el balompié femenino nacional, no lo hará sola. Ella quiere contar con los entrenadores de los clubes nacionales y ser un nexo para con las jugadoras. “No puedo cambiar las cosas sola, necesitaré de la ayuda de ellos. Hay que trabajar por ellas (las futbolistas); hay que trabajar en conjunto”.

En ese sentido, también tiene un plan que presentará en enero para trabajar muy de cerca con los equipos; se hablará con las jugadoras y con los directivos de los elencos locales, para determinar el alcance de ese plan. Lima quiere que las puertas de la Casa de la Selección estén abiertas para los directores técnicos de los equipos de la Superliga Femenina.

Incluso pretende que los profesionales se queden uno o dos días en la concentración de la selección, durante los microciclos, para compartir experiencias y hablar del fútbol femenino nacional. También asistirá a las prácticas de los clubes, pues el trabajo de campo es algo que disfruta. De esa forma podrá conocer los métodos de entrenamiento que se utiliza a nivel local.

La FEF la eligió por su carrera intachable como futbolista y su desempeño posterior como entrenadora. Estuvo en selecciones formativas de Brasil, además de la absoluta y en clubes importantes como Santos.

Ese fue uno de los filtros que superó para ser elegida. “Su contratación fue la conclusión de un proceso bien hecho y bien llevado. Esta administración apuesta fuerte por el fútbol femenino, que las jugadoras sean respetadas, que no exista acoso, ni malos tratos, ni desigualdad”,  dijo el presidente Francisco Egas.

La nueva entrenadora sabe bien cómo era el fútbol femenino en Ecuador en años anteriores, con la nula o poca competición a nivel local. La creación de la Superliga Femenina en este año brindó mayor actividad a las futbolistas en un torneo con mayor organización. “Tengo los antecedentes, pero debemos mirar para adelante. Ya no se puede volver a lo mismo y el cambio es para valorar el fútbol de las mujeres”, analizó.

En su cuerpo técnico, la profesional de 39 años tendrá a brasileños y ecuatorianos. Cuando llegó la propuesta, ella no quería que todo su staff sea de su país natal; deseaba contar con profesionales locales.

Por esa razón, Ayala y Loaiza trabajarán con ella. Se sumarán sus compatriotas Felipe Souza, con quien labora desde hace 10 años y será el preparador físico y Camila Lima, en la función de analista de video.

La estratega decidió aceptar la oferta de Ecuador por el desafío que representa dirigir a una selección absoluta. Ya lo hizo con Brasil y se convirtió así en la primera mujer en dirigir al seleccionado brasileño en la historia. Hoy es la primera extranjera en dirigir a la “Tri” femenina. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: