El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.4/Dic/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Cepilla sus dientes

24 de agosto de 2014 00:00

Los perros y los gatos también tienen que acostumbrarse a la limpieza dental. La falta de aseo de los dientes de nuestras mascotas puede provocarles serias enfermedades, las más comunes son el sarro y la gingivitis.

Si tu mascota tiene mal aliento, cambia sus hábitos al comer o masticar. Hay muchas señales que revelan que los animales puede tener problemas dentales.En algunos casos, intentará rascarse la cara o la boca. En otros, presentará mucha salivación. También hay perros con dientes desalineados o faltantes, descoloridos, rotos, encías enrojecidas, inflamadas o sangrantes, incrustaciones de sarro amarillento a lo largo del borde de la encía o bultos dentro de la boca. Estos también son signos de que padece problemas bucales.

Según el veterinario Andrés Fierro, la enfermedad parodontal es uno de los problemas más frecuentes que sufren nuestras mascotas: “Se calcula que el 80% de los perros y el 70% de los gatos mayores de 3 años sufre algún nivel de este padecimiento”. Las lesiones en todo el tejido que rodea los dientes es conocido como enfermedades parodontal o periodontal.

De acuerdo al especialista, perros de razas de talla miniatura son los más afectados por este malestar debido a que sus huesos mandibulares son pequeños y la destrucción ósea que provoca esta enfermedad podría debilitarlos al punto de provocarles una fractura. También es más frecuente en gatos con nariz chata.

Explica que el proceso comienza con la placa que está formada por proteínas salivales, restos de comida y bacterias. Al endurecerse, se forma el sarro. Si la inflamación en las encías persiste, puede afectar al tejido óseo de la zona destruyendo el hueso. En ese caso, los dientes pierden fijación y se caen.El cepillado con pastas especiales es indispensable. Una dentadura mal cuidada acarreará muchos problemas. Algunos perros incluso se tornan agresivos por el dolor en los dientes.

Tips:

Utilice un cepillo de dientes viejo o uno especial para animales.

Cepille sus dientes después de que su mascota haya realizado ejercicio. De este modo, se quedará quieto.

No prolongue demasiado el cepillado las primeras veces.

Comience despacio y suspéndalo si hay irritación.

Háblele con voz calmada y placentera y prémielo con una golosina al terminar.

No use pasta de dientes para humanos. La mayoría de esos dentífricos tienen flúor, que es extremadamente venenoso para los perros. Existen pastas dentales formuladas para perros.

Otra opción para mejorar la salud dental de tu perro es el alimento crocante para mascotas. El alimento blando suele quedarse pegado a los dientes y provoca caries u otros malestares.

www.cesarsway.com

Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado