El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.20/Sep/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Feromonas sintéticas reducen el estrés felino

06 de diciembre de 2015 00:00

Varios laboratorios, especializados en productos para felinos, han creado feromonas sintéticas que tranquilizan a los felinos estresados.

Según la revista Consumer.es, al igual que las personas, los gatos también pueden estresarse.

El cambio de casa, la llegada de un bebé a la familia e incluso los problemas con otro felino pueden generar ansiedad en estos animales.

¿Cómo saber si sufre de estrés? Con frecuencia, destrozan muebles, hacen sus necesidades fuera del arenero, pasan inmóviles o escondidos la mayor parte del día, están apáticos, no tienen ganas de jugar e incluso maullan de forma quejumbrosa.

Cuando estas señales son cada vez más evidentes, lo mejor es consultarlo con el veterinario, el especialista que sabrá determinar qué le ocurre al gato. De todas maneras, las feromonas sintéticas para gatos que están en venta en centros veterinarios y tiendas especializadas en animales prometen ayudar a reducir la ansiedad de los felinos en el hogar.

Pero ¿qué son y cómo funcionan? Estas sustancias imitan a las feromonas que los felinos secretan de forma natural cuando restriegan sus mejillas en las personas u objetos de casa. Con el componente sintético, el espacio frecuentado por los felinos adquiere un olor más familiar para ellos.

“Además, resultan útiles cuando hay una situación de estrés para el felino”, señalan los veterinarios de la asociación Gatos.

Las hormonas faciales, de venta en las veterinarias y tiendas especializadas para animales, pueden utilizarse en forma de aerosol o en difusores para enchufar en casa, en un formato similar al de los ambientadores para el hogar. Su precio varía entre los $ 20 y $ 30. Estas hormonas son útiles cuando se usan de modo puntual: cuando hay un cambio importante en casa, el gato debe visitar al veterinario, se adopta un nuevo felino o perro, o se prepara un viaje con el animal.

El consejo de los expertos, sin embargo, es no confiar a estos productos todo el trabajo de relajar a estos animales. Hay trucos para reducir el estrés que hay que poner en marcha mientras se utilizan las hormonas sintéticas para, poco a poco, sean menos dependientes de ellas: separar sus comederos, aumentar el número de camas y areneros.

En el mercado también están disponibles collares de feromonas, un complemento que se le pone a cualquier felino en caso de que se encuentre en una situación de estrés o de miedo irracional.

El collar sirve para tranquilizarlos ya que produce las mismas feromonas que las hembras cuando amamantan a sus cachorros.

De acuerdo con los especialistas, el sentir estas feromonas tan familiares los hace sentirse cerca de ella y, por lo tanto, más seguros y capaces de superar la situación que están atravesando.

El collar de feromonas tiene 35 cm de diámetro, pero puede ser regulado para que sea utilizado por cualquier gato, independientemente de la edad, tamaño o raza. No hay que colocarlo muy ajustado para que el gato se encuentre a gusto y no sienta que le está presionando. Con esto se impedirá que se ahogue. Entre las características del collar está la posibilidad de que el propio gato sea el que se lo pueda quitar en el caso de que se sienta incómodo.

Las feromonas son muy importantes. Son esenciales para conseguir un ambiente relajado y equilibrado.
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado