"Solamente la educación puede salvar al Ecuador"

- 15 de abril de 2019 - 00:00

El sábado pasado se conmemoró el Día del Maestro ecuatoriano, que es también un homenaje por el natalicio del más importante hombre de las letras, el ambateño Juan Montalvo (1832-1889), autor de obras clásicas de la literatura y profesor muy destacado que trascendió nuestras fronteras. El día está vigente desde 1920 cuando el entonces presidente Alfredo Baquerizo Moreno instituyó ese día para rendir homenaje a todos los profesores del país. Entre esos grandes maestros destacan el monseñor Federico González Suárez, Luis Felipe Borja, Pío Jaramillo Alvarado y tantos otros que consagraron su vida a la educación, una de las vocaciones más dignas porque de una buena enseñanza depende el futuro de una nación.

Con unos pocos días de anticipación, el Presidente de la República rindió un homenaje a los profesores en el Colegio Nacional Mejía, uno de los más tradicionales del país. Allí anunció que un total de 14.131 maestros podrán acceder a la recategorización salarial, para lo cual se requiere una inversión de $ 20 millones; con lo cual se hace justicia a las demandas salariales de los maestros. Se trata, como manifestó Moreno, de una “deuda heredada”. En todo el país existen 168.000 docentes que el sábado homenajearon a Montalvo, un hombre que a través de sus textos combatió la tiranía, la corrupción y se comprometió con la libertad. En el Ecuador de hoy, dijo el Primer Mandatario, “no toleramos dictadores ni autócratas”.

Un hecho sobresaliente fue destacado durante la reunión en el Colegio Mejía. El Presidente indicó que ahora los docentes acuden a los hospitales y a los hogares para educar a personas con discapacidades. En los dos últimos años 15.000 estudiantes fueron atendidos bajo la modalidad especial, un hecho que resalta la vocación de los docentes. Y no solo eso, los maestros también han llegado hasta los Centros de Rehabilitación, tanto de adolescentes como de adultos privados de la libertad. El ministro de Educación, Milton Luna, concluyó con un mensaje: “solo la educación puede cambiar al Ecuador”. (0)