Venezolanos piden asilo para quedarse en Perú

- 15 de junio de 2019 - 00:00
Las autoridades migratorias peruanas incrementaron el personal en la frontera con Ecuador. No obstante, la cantidad de venezolanos generó aglomeración.
Foto: José Morán / El Telégrafo

Alrededor de 8.560 migrantes del país sudamericano cruzaron la frontera ecuatoriano-peruana entre el pasado jueves y el mediodía de este viernes 14 de junio

Portando un gorro con los colores de la bandera venezolana, Nelson Millán, originario de Puerto La Cruz (estado Anzoátegui), abandonó este viernes 14 de junio en más de una ocasión la fila para guiar a sus compatriotas en las instalaciones del Centro de Atención Binacional Fronterizo (Cebaf) de Perú, en Aguas Verdes.

“Yo vengo solo. Con la gente que conocí en el primer viaje nos hicimos prácticamente una familia. Lo que busco es que todos los que estamos aquí podamos pasar al otro lado (desde Ecuador), que nos sellen y nos firmen legalmente los papeles”.

Millán era uno de los 8.560 venezolanos que desde el jueves 13 de junio intentaban llegar a territorio peruano antes de la entrada en vigencia, a la medianoche de este viernes 14 de junio, de la exigencia de visa de ingreso, establecida por el Gobierno de ese país.

El migrante, de 37 años, no tenía pasaporte, pues -aseguró- obtenerlo en su país cuesta casi $ 2.000. Dijo que esa cifra es inalcanzable para la mayoría de gente de Venezuela.

“Por ello sellé la entrada en Colombia y nos vinimos directo acá (a Perú). Pasamos por migración entre Colombia y Ecuador, pero estuvo tan a full (lleno); pero de una forma sutil nos recomendaron que siguiéramos, de lo contrario, no pasábamos”.

Los venezolanos que huyen de la crisis en su país intentaban evitar la exigencia del visado de ingreso que rige -desde este sábado 15 de junio- para ellos en Perú.Los venezolanos que huyen de la crisis en su país intentaban evitar la exigencia del visado de ingreso que rige -desde este sábado 15 de junio- para ellos en Perú. Foto: José Morán / El Telégrafo

Metros más adelante, en medio de una montaña de maletas y bolsos, se encontraba Maritza Valverde, una mujer de 69 años, quien acompañaba a su hija Leila y sus cuatro nietos.

Ellos provienen de San Fernando, en el estado de Apure. La mujer contó que llegó a las instalaciones del Cebaf Perú a las 03:00 de este viernes 14 de junio, con la ilusión de reencontrarse con su yerno, quien está radicado en Tumbes desde el año 2018.

“Estamos aquí pidiendo refugio a Perú porque mi país está en una crisis económica terrible y allá no nos alcanza el dinero para comprar el alimento ni mantener a nuestra familia. Doy gracias a Dios porque nos han atendido bien y solo esperamos la carta de refugio para viajar hacia Perú”.

En la institución de ingreso a Perú, la afluencia de venezolanos sobrepasó las expectativas de días anteriores. Según las estadísticas que maneja la Superintendencia de Migraciones de Perú, durante el jueves 13 de junio se registró un flujo de casi 6.000 personas. En tanto que el viernes 14 de junio, hasta las 10:00, hubo una afluencia de casi 2.560 personas.

La máxima autoridad de ese organismo, Rosana del Águila Tuesta, indicó que el número de servidores para registro y calificación en estas instalaciones pasó de 11 a 30 funcionarios en los últimos dos días, con el propósito de que el ingreso de los migrantes fuera ordenado y sin contratiempos.

En el ala oeste de esas dependencias se colocaron cinco carpas para recibir los pedidos de refugio de los ciudadanos venezolanos.

Regina de la Portilla, representante de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Perú, reveló que hay más de 280.000 solicitantes.

“Lo que te permite es recibir protección del Estado al cual presentas dicha solicitud. Si tú eres una persona perseguida o temes por tu vida, por tu seguridad o tu libertad, puedes pedir una protección internacional, que ese país te acoja”.

Explicó que “luego cada país tiene un sistema para revisar estas solicitudes. En el caso de Perú, es la Comisión Especial para Refugiados la que revisa caso por caso tras varias entrevistas y verificación de datos y evalúa cuáles cumplen para recibir esa condición”.

El pasado jueves 13 de junio, el 50% de quienes ingresaron al Cebaf Perú solicitaron se les conceda la condición o estatus de refugiados. La Policía peruana aumentó el número de sus efectivos para controlar la seguridad y evitar desmanes.

El coronel Freddy Pérez Rodríguez, jefe del Frente Policial de Tumbes, manifestó que desde el lunes anterior se han reforzado los sistemas operativos para procesos requisitorios, el orden en las filas y asistir a la población más vulnerable.

“Estamos presentes con 65 miembros de la fuerza policial trabajando en aspectos especiales. Solo hemos tenido algunos pequeños incidentes ocasionados por personas irritadas que buscan salir hacia Perú”.

Entre tanto, la Defensoría del Pueblo de Ecuador solicitó al Gobierno que adopte medidas para atender a los venezolanos que se prevé quedarán represados en el país, al no poder ingresar a tiempo a Perú. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: