Dos plantas disminuyen polución en ríos de Tena

- 06 de julio de 2018 - 00:00
A las piscinas de separación de materias de las plantas llegan las aguas resultantes de la actividad humana en hogares, industrias y negocios de Tena.
Foto: Cortesía Municipio de Tena

El Cabildo invirtió cerca de $ 9 millones en la edificación de las unidades de descontaminación hídrica Tereré y Palanda Cocha, en el norte y sur de la urbe.

Las riberas de los ríos Misahuallí y Pano, en su trayecto por la ciudad de Tena, capital de la provincia de Napo, albergan una enorme diversidad de flora y fauna.

Por la simbiosis entre las especies animales y la vegetación, y a la fascinante belleza natural, cerca de estos lugares se desarrolla una creciente actividad turística, científica y comercial.

Para preservar estos espacios en perfecto estado, el Municipio de Tena invirtió cerca de $ 9 millones para construir dos plantas de tratamiento de aguas residuales.

“Ambas unidades de descontaminación fueron inauguradas el 15 de noviembre de 2015; desde ese día recogen cada hora 108,8 metros cúbicos de líquido proveniente del sistema de alcantarillado. Así, el recurso hídrico es devuelto totalmente limpio a los ríos en 72 metros cúbicos de agua, cada 60 minutos”, explicó el alcalde de Tena, Kléver Ron.

La autoridad, además, dio a conocer que el proceso de separación de materias peligrosas para el ambiente se cumple en varias etapas.

Primero, el líquido llega a un pozo de tres cámaras. En la primera se separan los sedimentos de gran tamaño,  como rocas, trozos de madera y más materias que fluyen por el sistema de alcantarillado.

En la cámara especial de desbase se disocian las arenas finas y, finalmente, en otro espacio similar se conduce el líquido resultante hacia la planta de agua.  

“Las infraestructuras están en el sector Tereré y en el barrio Palanda Cocha, en el norte y sur de Napo. Hasta allí llega el resultado de las actividades humanas en los hogares, comercios, industrias y agricultura”, aseveró Andrea Constante, técnica a cargo de las dos plantas.

Ambas plantas cuentan con piscinas de pretratamiento, en la que se separan los sólidos flotantes, sedimentales y materias grasas.

Por otro lado, en el pozo de homogeneización se oxigena el fluido para evitar malos olores. “En la cámara anóxica se trituran los productos orgánicos. En un espacio paralelo, denominado de preaireación, entran en acción bacterias especiales que se alimentan de ciertas materias sólidas, este proceso ecológico de filtración garantiza una purificación del 80% del recurso hídrico”, agregó Constante.

El alcalde Kléver Ron explicó que a la par se analiza la apertura de nuevas líneas de alcantarillado y distribución hídrica. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: