Mandatario alerta sobre campaña sucia

- 06 de enero de 2016 - 00:00

El presidente Rafael Correa alertó sobre la “campaña sucia” y manipulación que se intensificará en este año, de cara a las elecciones generales de 2017, por lo que llamó a sus conciudadanos a no dejarse engañar y a confiar en el gobierno.

“Se nos viene un año preelectoral. Va a ser un año durísimo conociendo la maldad y mediocridad de la politiquería ecuatoriana. Nuestros principales adversarios no son la oposición es la prensa mercantil, sin ellos la supuesta oposición ni existiría”, manifestó el Presidente al señalar que la estrategia de la oposición es -como ha ocurrido en países vecinos- apoderarse de la Asamblea para desde allí boicotear al gobierno.

En ese sentido, defendió la inversión realizada por su gobierno en obras de infraestructura para el desarrollo, al que “la soberbia de nuestras élites llama gasto público”.

El Jefe de Estado citó como ejemplo de manipulación el caso de un reciente accidente de tránsito en el que ciertos comunicadores y políticos por redes sociales inducían a responsabilizar de la tragedia a un supuesto alto funcionario del gobierno.

“Será una campaña muy sucia fruto de su desesperación. Es solo una muestra de hasta dónde puede llegar esta gente”, deploró el Mandatario, al indicar que cierta prensa sacará encuestas, pondrá a políticos adversarios a opinar y aplicará otras estrategias con el fin de desgastar a su gobierno.

Por ello, Correa llamó a defender lo alcanzado en los 9 años de su gobierno. “Que no se metan con las grandes mayorías, pueblo tolerante, pero insumiso, que no se atrevan a jugar con lo logrado, no estamos dispuestos a perderlo”, enfatizó.

En ese contexto, el Mandatario señaló que lo que los opositores llaman “gasto público” es inversión en salud, educación, vialidad y megaproyectos. “El gasto público eres tú, pueblo, son nuestros campesinos que hoy pueden sembrar sin temor a perder porque les hemos construido megaproyectos de control de inundaciones, son nuestros becarios que cursan las mejores universidades”, señaló.

Desmintió a sus opositores que buscan posicionar la idea de que Ecuador es un país de altos impuestos y aclaró que más bien en el país se han reducido tributos, pero a su vez se instauraron mecanismos de control para erradicar la evasión tributaria.  

En ese marco invitó a sus detractores a retornar a los impuestos vigentes antes de su gobierno para demostrar que en esa época existían más cargas tributarias. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: