En Cuenca hay 5.000 viajes al día en bicicleta

- 27 de septiembre de 2019 - 00:00
Docenas de cuencanos se suman día a día al colectivo que utiliza estos vehículos livianos, ya no solo para paseos o turismo, sino como medio de transporte
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

El sistema municipal de alquiler de bicicletas inició en marzo de este año con 350 inscritos y la cifra se incrementó en 300 usuarios hasta el momento.

Utilizar bicicletas como medio de transporte es una opción para movilizarse en Cuenca. Son más de 750 los usuarios frecuentes de este vehículo en la capital azuaya.

En marzo de este año 2019 se puso en marcha el proyecto Bici Pública. Al inicio fueron 200 los viajes que se realizaban de un lugar a otro, sobre todo en la parte baja de la ciudad y donde están dos de las cuatro universidades más concurridas.

Para julio el número subió a 3.330 viajes y en septiembre pasan de los 5.000, según explica el gerente de la Empresa de Movilidad de Cuenca (EMOV), Juan Carlos Aguirre.

En julio pasado eran 350 las personas inscritas y hasta el momento la membresía para usar la bicicleta se incrementó en 300 ciudadanos que cuentan con su tarjeta.

La mayoría ha pagado $ 30 por un año. Pero también están los turistas, en especial los extranjeros, que pagan $ 10 por usar el vehículo durante todo el día dentro de la ciudad.

“Me parece que es la mejor alternativa que tiene Cuenca para no contaminar, para trasladarse más rápido, aunque todavía falta el apoyo de los transportistas para que podamos circular con mayor seguridad”, comenta Marco Peña, mientras maneja por la avenida Fray Vicente Solano, casi al llegar a la 12 de Abril.

El gerente de la EMOV sostiene que hay nuevos proyectos que se pondrán en marcha en los meses siguientes. Afirma, por ejemplo, que se comprarán más bicicletas, entre ellas del tipo eléctrico.

“Vamos a hacer un balance de las necesidades y veremos cuántas necesitamos”, detalla Aguirre y adelanta que el proyecto se extenderá hasta las parroquias rurales del cantón, “puesto que es una necesidad de los ciudadanos”.

El funcionario municipal comenta que existe también un acercamiento con la Cámara de Transporte de Cuenca para que la tarjeta Movilízate, que es empleada para el uso del bus en Cuenca, sirva también como medio para utilizar la bicicleta.

“Creemos necesario que haya un trabajo coordinado con este sector para dar mayor facilidad a quienes las usan”, afirma. Son 800.000 tarjetas de bus repartidas en Cuenca, lo que ayudaría a masificar el uso de la bicicleta.

bicicletasLa cantidad de usuarios va en aumento, por lo que el programa abarcará las parroquias rurales del cantón Cuenca, informó el director de la EMOV. Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

Para Aguirre, el 77% de hombres usan este medio y el 23% restante son mujeres, en especial mediante el proyecto “Mujeres en Bici”. “Buscamos también que la equidad de género esté presente en actividades como estas”, afirma el funcionario. “Queremos que no solo sea el 23% de mujeres, sino que lleguen a 50-50.

Aguirre pone como ejemplo la empresa EMOV e indica que está constituida por 813 empleados con edad promedio de 36 años; al interior existen alrededor de 500 ciclistas activos y su composición de género es 50% varones y 50% mujeres.

En Cuenca, según las estadísticas, apenas el 2,5% de personas usan bicicletas o caminan para trasladarse de un lugar a otro. “Son 14.700 personas usuarias de medios alternativos”, repite.

Para el presidente de la Cámara de Transporte, Manolo Solís, la propuesta de utilizar las mismas tarjetas, tanto para transporte público como para bicicletas, es una situación viable, la misma que redunda en el beneficio ciudadano.

“Estamos recibiendo la información. Nos parece un buen proyecto para el mejoramiento de todos; para los próximos días ya tendremos más claro el tema”, comenta y advierte que se deben hacer los ajustes necesarios para poner en marcha la idea.

Hace más de dos años se implementaron equipos en los buses para transportar bicicletas, pero a decir del nuevo presidente de la Cámara de Transporte se hizo mal uso de ellos y no dio resultados.

“Es importante que hayan más ciclovías para podernos movilizar de un sector a otro. Por ejemplo, en la parte norte de la ciudad brillan por su ausencia y en ese sitio es muy peligroso debido al alto flujo de vehículos, en especial en la avenida de las Américas”, reprocha el ciclista Marco Peña.

Y agrega que no queda otra salida que apropiarse de los espacios públicos para movilizarse, en este caso las vías de la ciudad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP