Alcalde Nebot no descarta sanciones a concesionaria

- 01 de marzo de 2018 - 00:00
Las oficinas de Tagsa están ubicadas en el extremo norte del aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil.
Foto: Cortesía

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, lamentó el accidente en el que dos jóvenes oriundos de Cañar fallecieron tras caer desde el tren de aterrizaje de un avión que despegaba del aeropuerto José Joaquín de Olmedo.

El burgomaestre no descartó sancionar a Terminal Aeroportuaria de Guayaquil S.A (Tagsa), concesionaria de las instalaciones, si es que las investigaciones determinan que los ciudadanos violaron la seguridad del perímetro.

“Si penetraron a través de la cerca del aeropuerto, corresponde a Tagsa, concesionaria municipal, vigilarlo y si no han tenido las precauciones del caso será sancionada”, afirmó Nebot.

Sin embargo, el funcionario puntualizó que la seguridad de la aeronave corresponde únicamente a las operadoras de vuelo. Aunque existe la probabilidad de que Tagsa pudiera fallar en el monitoreo del perímetro, “el cuidado del avión es propio de las obligaciones de cada compañía”.

Nebot manifestó que aguardará al resultado de las investigaciones para proceder, según el caso, a sanciones administrativas.

Según un reportaje difundido en Ecuavisa, un familiar de los fallecidos reveló que los chicos habrían utilizado un alicate para cortar el alambrado que rodea el aeropuerto, aunque no especificó el punto exacto del hecho ni si habrían recibido ayuda.

Además se mencionó que otros familiares también llegaron a Estados Unidos utilizando métodos ilegales (coyoteros) y que esto habría motivado a las dos víctimas a arriesgar su vida para salir del país. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: