Los arroceros piden equidad en exportaciones a Colombia

22 de noviembre de 2012 00:00

Los agricultores ecuatorianos piden al Gobierno que intervenga en la exportación de arroz a Colombia para que haya  un cupo igualitario entre los países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). El vecino del norte anunció la compra de 250.000 toneladas de la gramínea hasta el primer trimestre de 2013, para asegurar el abastecimiento de su mercado afectado por problemas climáticos.

Del total que importará, 160 mil  toneladas serán de Estados Unidos, país con el que tiene un tratado de libre comercio (TLC); y las otras 90 mil toneladas de los países exportadores de arroz de la CAN, conformada por  Ecuador, Perú y Bolivia. El anuncio provocó que en la frontera con Colombia haya arroz en cáscara y pelado de los grandes tenedores e intermediarios del producto, según denunció  Pedro Galeas, productor y dirigente de Montalvo, provincia de Los Ríos.

Agregó que hay dos situaciones en las que debe estar presente el Estado: primero, iniciando una negociación de gobierno a gobierno para que le den cupos iguales a las tres naciones que pueden abastecer la demanda colombiana. “Por ejemplo, el año anterior, Perú se llevó el 75 por ciento de lo asignado a los países de la CAN”.

Galeas añadió que a nivel de productores no hay equidad en los cupos que les asignan a las exportaciones. Hay asociaciones que tienen arroz para exportar, pero que no son tomadas en cuenta o les dan un cupo mínimo. “En ese sentido debe participar también el Estado”.  

Carlos Torres, arrocero de la zona de Salitre, expresó no conocer sobre la exportación, pero la ve positiva para el negocio de la gramínea. Opinó que la cosecha de verano está por terminar en menos de dos semanas y hay suficiente producción para satisfacer la demanda interna y colocar en el exterior; además, se asegura la estabilidad del precio del quintal en el mercado, que al momento en piladora está  en $ 34.

Una hectárea (ha) de arroz en Ecuador produce 4,5 toneladas en promedio. Existen 382 mil ha cultivadas por 75 mil unidades agropecuarias. Y la producción promedio, a pesar del ataque de la plaga del caracol, está en 1,1 millones de toneladas.

Sigifredo Riofrío Durán, arrocero de Babahoyo, indicó que la exportación viene en un buen momento para los agricultores, quienes  están preparando el suelo para el cultivo de invierno que deberá salir en los meses de febrero o marzo del próximo año. “En este momento hay el requerimiento de financiamiento y las asociaciones podrán requerir recursos a los exportadores e invertir en la próxima cosecha”.

Anotó que el invierno destruyó cerca de 25 mil hectáreas de cultivo del cereal y que hay un estimado en una caída  de la producción en alrededor de 6% en comparación con 2011. A esto se suman las pérdidas por el ataque del caracol manzana. Sin embargo, frente a ello, aún el país tiene un superávit para colocar en el exterior.

Miguel Olvera, arrocero de la zona de Jujan, provincia de Guayas, opinó que el Magap debe intervenir para que la exportación sea hecha directamente por las asociaciones y que no se permita a los intermediarios. “Conocemos que hay intermediarios que adelantan el dinero a los productores y pagan el arroz a precios ínfimos causando pérdidas en la rentabilidad que ellos deben obtener. Ellos se aprovechan de la mínima oportunidad, porque conocen que los agricultores requieren con urgencia  recursos para arrancar la siembra para la cosecha de invierno”, manifestó Olvera.

En 2011, la producción de arroz en Colombia cayó a 2 millones de toneladas, un 9,9% menos que en 2010. Para 2012 se espera que la cosecha llegue a los 2,7 millones de toneladas. La Secretaría de Comercialización del Magap analiza el pedido de los productores arroceros.

Ver infografía ampliada

Contenido externo patrocinado