TESTIMONIO

“Solo con mis declaraciones me otorgaron el crédito”

- 01 de julio de 2020 - 00:00
El crédito le permitió a María Paredes Rosa comprar materia prima para los pallets que fabrica en el taller donde da trabajo a cuatro personas.
Foto: Cortesía

Soy María Paredes Rosa, madre y padre para mis hijos, me dedico a la fabricación de maderas que luego servirán para construir palets para montacargas. Mi taller funciona en el patio de mi casa, en la ciudad de Riobamba.

Generalmente compro troncos de eucalipto por metros y con las máquinas cortadoras elaboramos y le damos forma a la madera.

La crisis económica, sumada a la crisis sanitaria por el covid-19, me obligó a gastar mis últimos ahorros en alimentos y medicina durante los días de confinamiento.

Yo vivo con mis hijos. Ellos tienen sus hogares y ganan un salario básico, pero durante la pandemia dejaron de trabajar, por lo que les ayudo con el techo y el alimento.

Generalmente, para mí ha sido muy difícil acceder a créditos productivos de la banca privada y banca pública; en ambos siempre me han pedido una infinidad de requisitos como tener propiedades, terrenos o un garante que se responsabilice de mi deuda. Nos dejan sin poder mover un solo dedo, con el papel de los requisitos, pues es imposible avanzar con el trámite.

Un día vi en la televisión la noticia del crédito Reactívate Ecuador, que otorga el Gobierno Nacional a través del Banco del Pacífico. La noticia se veía tan buena que me atreví a visitar la entidad. Es de no creer. Sin tanto trámite, sin muchas preguntas, sin garantías y sin necesidad de tener propiedades, me otorgaron el financiamiento. Solo con mis declaraciones en el Servicio de Rentas Internas, donde yo demuestro el movimiento que realizo en mi trabajo.

El banco me aprobó un financiamiento de $ 7.000. Con este dinero he vuelto a comprar la materia prima para la creación de las maderas y cumplir con los pedidos.

En el taller trabajan cuatro personas que son también padres de familia y que durante la pandemia no podían trabajar. El sufrimiento ha sido grande, pero este apoyo del Estado nos brinda esperanzas para poder reactivarnos.

Pero no solo destaco la facilidad de acceder al crédito en solo ocho días, sino también los beneficios: tengo seis meses de gracia para recién comenzar a pagar las cuotas y un interés realmente bajo. Este ejemplo debería de seguir el resto de bancos y cooperativas. Existen muchos ecuatorianos, muchas mujeres solas que queremos trabajar y que a veces no sabemos cómo sobrevivir y nos cierran las puertas con tantos requisitos y trabas sin ese flujo o recurso económico que nos permita avanzar.

De corazón le agradezco al Gobierno Nacional por esta ayuda económica, y no me crean, vayan ustedes mismos, comprueben y vean las facilidades que da el banco para poder obtener el crédito Reactívate Ecuador. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP