La magia de Orson Welles tuvo vertiente múltiple

10 de octubre de 2012 - 00:00

La vida de Orson Welles ha sido contada extensamente. Pero aquí van datos que alimentarán al mito: El pequeño Orson, de dos años, pide a su madre que lea los dramas de Shakespeare, no en la versión para niños, sino para adultos.

Tanto le inspira que luego Macbeth sería una de sus obras referenciales, así como tiempo después escribió Jean Cocteau. Así revela un tomo dedicado al autor de La guerra de los mundos que editó Cahiers du cinema, con edición de Paolo Merenghetti.

El 1918, con tres años, debuta en el Sansón y Dalila. Estudia actuación pero, consciente de sus límites, no quiere dedicarse solo a eso. Se inmiscuye en la novela Joseph Conrada, El corazón de las tinieblas, le da un giro sustancial en el personaje de Kurtz e, inexplicablemente, propone una estructura de su legendaria Ciudadano Kane.   

El norteamericano cruzó por todos los escenarios (radio, teatro, cine). Y un plus, según Merenghetti, tuvo libertad artística en todos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: