SORORIDAD

Ileana Espinel en la memoria de un festival

- 20 de septiembre de 2020 - 07:00
El Telégrafo

El poema «Balance mortal» refleja lo que ella vivió en su niñez y adolescencia.

Hace poco vivimos una agitada controversia en torno a la entrega del Premio Eugenio Espejo. Desde la opinión pública, los medios de comunicación y las redes sociales los distintos bandos se lanzaron argumentos y descalificaciones sobre cuál de los nominados se merecía más este galardón que año a año ha sido entregado a los ecuatorianos más destacados en áreas como arte, literatura y ciencias.

Con tanta bulla respecto al tema, nos llamó la atención que el premio nacional más prestigioso que el Ecuador le confiere a las personas u organismos que  se destacan en el ámbito cultural del país desde 1975 ha sido entregado mayoritariamente a figuras masculinas. Específicamente, en el caso del Eugenio Espejo a la creación literaria (que se entrega dese 1986) lo han recibido veintiún hombres y solo una mujer.

¿Es posible que en los 45 años desde su creación hayan habido tan pocas mujeres artistas con una trayectoria digna de un Eugenio Espejo? A propósito de todo este ajetreado ambiente, es pertinente hablar de una poeta y periodista guayaquileña que estuvo activa durante más de cincuenta años en el escenario artístico de nuestro país. Nombre que quizá para muchos no les resulte tan familiar, pero que representa una de las más grandes y significativas exponentes de la poesía ecuatoriana: Ileana Espinel.

Ileana Espinel Cedeño nació en Guayaquil, un 31 de octubre de 1933, hija de Jorge Espinel Barreiro y Bertha Cedeño Chica. Su vida se vería afectada por distintas enfermedades. A los siete años enfermó con difteria, a los nueve con bronconeumonía y a los diecisiete le detectarían cálculos en su hígado. Por esta razón la muerte, los medicamentos, el dolor y el miedo fueron temas recurrentes en su poesía, ejemplo de esto es el poema «Balance mortal».

En 1953 junto al poeta y actor David Ledesma fundó el grupo literario “Club 7” que tuvo como miembros a Gastón Hidalgo, Carlos Benavides y Sergio Román. El grupo tuvo su primera publicación dominical en diario El Universo cuyo titular fue "Poesía del Club" y sus textos llegarían a ocupar páginas enteras en los diarios de la época.

La mayoría de los guayaquileños seguramente recuerdan a Ileana Espinel como una gran periodista, no es para menos; su talento le permitió que sus crónicas fueran publicadas en grandes diarios nacionales e internacionales como, El Universo, El Telégrafo y La Nación; además de las revistas Nivel (México) y Poesía (Venezuela).

Su compromiso por su pueblo la llevó a la política, fue concejala principal del cantón Guayaquil (1967-1970). Además, fue miembro de varias instituciones como la Casa de la Cultura del Guayas, el Ateneo Ecuatoriano de Quito y el Círculo de Periodistas del Guayas en una época en la que la participación de una mujer era escasa.

Ileana Espinel desarolló su pasión vital en la escritura poética,  el humor y la ironía fueron inherentes a su estilo, lo que le otorgó más contundencia a su lenguaje y expresividad.  Fuye parte de la antología “Poesía soy yo. Poetas en español del siglo XX” creada por las poetas españolas Raquel Lanceros y Ana Merino. Allí compartió lugar con poetas como: Gabriela Mistral, Juana de Ibarbourou, Julia de Burgos y ochenta y dos poetas más. Fue reconocida internacionalmente como una de las mayores voces liricas de la poesía ecuatoriana del siglo XX.

Dentro de su obra encontramos crítica social y política como si sus versos fueran una ventana por la que los nuevos lectores pueden apreciar la vida de la época. Desde el asesinato de una mujer indígena frente a sus tres hijos por tratar de llevarse una botija de agua sin permiso (Narrado en su poema “María Juana Pinto”), hasta un duro cuestionamiento al gobierno de Mahuad (“La inútil democracia”) o en su poema “Visión del suburbio” donde se evidencia la pobreza, el engaño de los políticos y otras aristas de la realidad sociopolítica.

El romance también es un tema presente en algunos de sus versos ya sea hablándonos de lo hermoso del sentimiento o de lo cruel y frio del despecho. Algunas piezas suyas incluso llegaron a ser considerada como homoeróticas al reflejar oblicuamente los dilemas y las crisis que aquejan a la comunidad homosexual haciendo uso de símbolos, tropos, figuras, tópicos y formas verbales que fraguan una identidad sexualmente disidente.

Entre sus poemas más renombrados están: "Tú Sabes", “Soneto del imposible olvido”, “Abril 8”,“Imagen del amor” y "Te Quiero."

En vida Ileana Espinel recibió la Medalla de oro al Mérito Literario por el Municipio de Guayaquil​ en 1960  y la Condecoración Al Mérito Cultural de Primera Clase por parte del Ministerio de Educación del Ecuador en 1989.

Falleció el 21 de febrero de 2001 debido a un infarto, producto de las varias enfermedades que padecía Dejó un legado que sería retratado en el año 2018 por la Universidad de Las Artes y varios editores de España en un libro llamado “La canción sin retorno”.

¿Por qué no sabemos más sobfre ella? ¿Por qué a pesar de todo lo que logró en su vida recién el Estado Ecuatoriano le daría un reconocimiento a su legado cultural en el 2017 al poner su nombre en una Unidad Educativa del Milenio?

Según el poeta, escritor y editor guayaquileño Augusto Rodríguez la razón por la que no tuvo la atención que merecía en su tiempo es porque Ileana Espinel era una mujer. Más allá de la discriminación por ser guayaquileña, ya que en ese tiempo Quito poseía todo el poder hegemónico que le daba al ser la capital. Además de su quebrantada salud que le impedía su movilidad o relacionarse con la élite del momento, estos entre otros factores que pueden apreciarse hasta la actualidad.

Por esta misma razón en el año 2007, Augusto Rodríguez creó un festival en su honor donde poetas de todo el mundo se reúnen cada año en Guayaquil para leer textos en esta fiesta poética que lleva su nombre. Este año el Festival de Poesía Internacional Ileana Espinel se realizará del 9 al 18 de noviembre via zoom, porque una mujer que luchó toda su vida contra la enfermedad no será detenida hoy por una pandemia. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP