El Hay Festival Jericó abordó al periodismo

- 29 de enero de 2019 - 00:00
La comunicadora colombiana Paula Jaramillo y la cronista ecuatoriana Sabrina Duque participaron en la charla.
Foto: Luis Eduardo Noriega / EFE

La primera edición del encuentro literario concluyó con charlas del escritor Xavi Ayén, de la ecuatoriana Sabrina Duque y de la colombiana Paula Jaramillo.

Los escritores del boom latinoamericano, las mujeres en el periodismo y la historia de Colombia fueron ayer el plato fuerte del cierre del Hay Festival Jericó, que en su primera edición propició “mágicas charlas” en un escenario que confirmó su potencial cultural con más de 4.000 asistentes.

En el Museo Maja y en el Teatro Santamaría se tejió la mayoría de los diálogos del evento para poner luz en el municipio colombiano de Jericó con literatura, música, periodismo y cine.

“Ha sido una de las mejores primeras versiones en la historia del festival. Jericó crea un contexto de encuentro y de disfrute. Aquí hay magia por doquier”, expresó  la directora del Hay Festival, Claudia Fuentes.

Para despedirse de las imponentes montañas y de los coloridos balcones, el periodista y escritor español Xavi Ayén esparció varias mariposas amarillas al desgranar en una conversación con el colombiano Juan Diego Mejía las anécdotas que envolvieron la construcción de su libro Aquellos años de boom.

En el país del nobel García Márquez confesó la transformación que trajo a su vida el cuento “La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada” y contó su odisea para entrevistarlo.

Destacó el bloque compacto que conformaron con Gabo los escritores Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes y José Donoso, pese a tener estéticas muy diferentes.

Ellos, en ese momento, actuaban de modo colectivo, algo no presente ahora en este mundo globalizado, pues no existe “la misma hermanada”, señaló Mejía.

“La sociedad de hoy funciona de una forma diferente. Entre los escritores no hay esa comunión de ideales que había entre los miembros del boom”.

A esa charla del boom, al que Ayén definió como una “inyección de autoestima y orgullo” para los países latinoamericanos, se unió la disertación entre la cronista ecuatoriana Sabrina Duque y la comunicadora colombiana Paula Jaramillo sobre el rol de la mujer en el periodismo, que se vio transformado cuando decidieron “levantar la voz” y dejaron de vivir a la sombra de los hombres.

“Cuando empecé, en la redacción había que trabajar el triple para demostrar que eras buena”, comentó Duque, ganadora de la Beca Michael Jacobs de crónica viajera 2018.

Coincidieron al señalar que por mucho tiempo se creyó que las periodistas no estaban interesadas en dirigir”. Y claro que queremos esos puestos de poder”, concluyeron ambas.

Jaramillo dijo que fue fascinante ser dirigida en un noticiero por mujeres, en el que “cada ocho días destapábamos un escándalo o tumbábamos a un ministro”.

Mientras que para la autora del libro Nicaragua: pueblos, lava y cenizas, la sensibilidad de las reporteras las acerca a temas que “ponen a la gente a pensar o la lleva a descubrir otros mundos”.

Con una radiografía sobre “las raíces de nuestros desacuerdos” el historiador Jorge Orlando Melo reflexionó ante un nutrido auditorio sobre su obra Historia mínima de Colombia, una especie de manual para comprender el “devenir” de este país.

“Conocer la historia de Colombia nos ayudaría a tomar mejores decisiones”, sintetizó Melo en el conversatorio que bajó el telón de un festival que, para los organizadores, superó las expectativas como abrebocas del Hay Festival de Medellín.

La proyección del documental colombiano Jericó: El infinito vuelo de los días fue parte de los eventos que avivaron la programación de esta primera edición. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: