Casandra Sabag montó una "rayuela" en galería Sara Palacios

- 06 de julio de 2019 - 00:00
La modernidad ya no construye utopías, recuerda la autora, por eso trata de reconstruir una esperanza, pese al entorno apocalíptico, fatalista actual.
Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

La artista mexicana Casandra Sabag Hillen ha vuelto al país para montar la muestra “Mañana amaré los pájaros”, en la Galería Sara Palacios de Nayón (Manuela Sáenz E5-28).

La serie fue realizada con técnicas al óleo, acrílico, temple y esmalte vítreo y está dispuesta como un modelo para armar, que puede ser visto de distintas maneras porque contiene un sentido e historias que siguen la estructura de Rayuela (Julio Cortázar).

La búsqueda, dice Casandra, hace que se rompa la linealidad de una galería, y eso se complementa en la casa de campo antigua, que por su arquitectura no suele plantear recorridos formales. Las fichas de las pinturas en miniatura indican a qué letra del alfabeto se debe seguir.

La artista trabajó el último semestre para esto, pero fue idea del Sindicato Audiovisual, colectivo que integra, el disponer la casi veintena de obras de manera lúdica.

La exposición contiene tres historias en torno a la locura: la primera aborda la utopía a través del monumento de la tercera internacional de Tatlin; la segunda es un relato para despolitizar los sujetos tanto en lo pasado como en la ficción; y, la tercera alude a lo personal, desde la figura de una pájara.

Las referencias que se podrán encontrar −desde hoy, de 11:00 a 14:00− son literarias, musicales y visuales. El recorrido habla del destino e incluye a personajes como Juana la loca u Ofelia, de Hamlet (William Shakespeare).

“Juana decide no enterrar al marido para protegerse políticamente”, recuerda la autora, y Ofelia aparece en una pecera, ante una fría mirada a la que le resulta indiferente su ahogo. La locura misma.

Casandra Sabag ha usado sus conocimientos de antropología visual en esta y otras de sus propuestas. “El Estado, lo patriarcal, las hegemonías tienden a normalizar todo”, afirma, “entonces se ha destruido y distanciado a la locura. Lo que se busca es poner en duda lo racional”.

El pequeño formato ayuda en el paseo visual y las ‘rolas’ que eligió son uno de los Madrigales de Claudio Monteverdi, el “Actus Tragicus” de J. S. Bach y “La Muerte y la Doncella” de Franz Schubert. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP