¿Cómo se construye un país…?

- 05 de abril de 2018 - 00:00

Un dúo que cantó 70 años. 1.000 canciones grabadas. Giras por las entrañas del País de la Mitad. Era la época en que Radio Quito creaba famosos. Laura, nacida en la capital; su hermana Mercedes, en Guayaquil. De niñas, no tenían radio donde escuchar la música de esta tierra, pero empezaron a los 7 y 4 años, respectivamente. “De conchas y corales”, del compositor Luis Sánchez Peñaherrera, fue uno de sus temas.

El último día de marzo la voz de Laura -y con ella parte de la historia de Ecuador- se apagó para siempre, entre pasillos. Hay que decirlo: ahora música despreciada por un país que no se reconoce y que prefiere -sin caer en el chauvinismo- los reflectores de las centrales desde donde se dicta la moda.

Además de la película Mitad del Mundo, donde aparecieron estas cantantes de la época de oro, ¿dónde estuvieron los cineastas para grabar en gran formato a estas mujeres que entregaron toda su vida por un país que aún tiene vergüenza de lo que producen sus artistas? Además de la reseña de un minuto de los telediarios, ¿dónde están los documentales que nos muestren al dúo Mendoza Suasti? ¿Acaso alguna radio de “onda” pasó una de sus canciones?

En una lejana entrevista que realizaron a Carlota Jaramillo, ella contaba que cuando “gente bien” de Quito se enteró de que iba a cantar en el Teatro Sucre, no acudió porque consideraba que ese espacio, creado por Marieta de Veintemilla Marconi, inspirada en los salones parisinos, se había convertido en una “chichería”.

En esta misma columna he dicho que la falta de promoción es uno de los males endémicos de la música ecuatoriana, de todos los géneros. Busque el lector cualquier expresión, desde el yaraví a la música alternativa, y comprobará que nuestros músicos no aparecen en los canales tradicionales. Y lo digo con certeza. Allí vive el sueño de los justos, desde 2012, la consultoría “Validación del pasillo como patrimonio inmaterial de Ecuador”, donde constan las hermanas Mendoza Suasti, que son un espejo, aunque muchos no quieren mirarse. ¿Cómo se construye un país que no entiende sus raíces? (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: