Manning filtró datos para que se “genere el debate”

14 de marzo de 2013 - 00:00

El soldado Bradley Manning, el pasado 28 de febrero, dijo ante un tribunal de justicia militar que decidió filtrar documentos secretos de Estados Unidos sobre su invasión a Irak porque quedó “profundamente preocupado” por las actividades militares estadounidenses en las guerras emprendidas en Medio Oriente.   

Manning -en una grabación magnetofónica que fue filtrada por la Fundación por la Libertad de Prensa el pasado martes, describió su horror y preocupación por las actividades militares estadounidenses que observó en su posición de analista del Ejército.

Al comentar sobre un vídeo que más tarde sería conocido como “Asesinato colateral” [en], que muestra soldados estadounidenses deleitándose en el tiroteo a dos periodistas de Reuters y varios civiles desarmados, Manning dijo al tribunal: “El aspecto más alarmante del vídeo para mí, sin embargo, fue la aparentemente deliciosa sed de sangre que (los soldados estadounidenses) parecían tener.

Deshumanizaron a las personas que atacaban y parecían no valorar la vida humana, refiriéndose a ellos como “bastardos muertos”, y felicitándose unos a otros por la capacidad de matar en grandes cantidades”.

El militar además revela en ese audio sus motivos para filtrar los documentos al portal WikiLeaks: “Creo que si el público en general, especialmente el público estadounidense, tuviera acceso a la información (…) esto podría provocar un debate nacional sobre el papel de las fuerzas armadas y la política exterior en general, así como lo relacionado con Irak y Afganistán (…)

También creía que el análisis detallado de los datos durante un largo periodo de tiempo por diferentes sectores de la sociedad podría causar que la sociedad reevaluara la necesidad o incluso el deseo de siquiera participar en operaciones de contrainsurgencia y contraterrorismo que ignoran la dinámica compleja de las personas que viven todos los días en el medio ambiente afectado”.    

Manning, inclusive, dijo que tuvo una “sensación de alivio” al transferir información a WikiLeaks: “Aunque la información no había sido publicada todavía por WikiLeaks, sentí una sensación de alivio de que la tuvieran. Sentí que había logrado algo que me permitió tener una conciencia clara en base a lo que había visto y leído y sabía que estaba ocurriendo en Irak y Afganistán todos los días”.

El soldado confesó que antes de dar los documentos a WikiLeaks se los había ofrecido al diario The New York Times, pero su propuesta fue rechazada.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP