¡Un like, por favor!

- 06 de mayo de 2018 - 00:00

Levantarnos, abrir el celular, poner una clave, navegar por las diferentes redes sociales, ver las fotos y los estados de los que conocemos y ponerles “me gusta” a sus publicaciones es un nuevo ritual, pero este comportamiento también nos deja expuestos a que nuestros gustos y rasgos de personalidad se analicen al otro lado de la pantalla.

La imagen tiene poder. En las redes sociales hay un mundo lleno de imágenes que esperan por un inocente like. Ese “me gusta” puede desatar la ira de una novia celosa, o la sonrisa de alguien a quien le dijiste que te gustaba con un simple tecleo. Estas imágenes “likeadas” muestran una serie de comportamientos de las personas.

Los estados y las tendencias nos convierten en analistas que “estalkeamos”. Nos creemos capaces de analizar y definir los gustos de los que nos gustan. Nos creemos psicólogos y tratamos de definir personalidades y pensamientos, a través del comportamiento virtual.

En la publicidad se utiliza mucho el análisis de comportamiento y gustos para definir el grupo objetivo al cual va dirigido cualquier producto. Se hacen encuestas, estudios, análisis de consumo, una serie de técnicas de investigación, pero... no es así. Ahora, esa tarea, que era exclusiva de la publicidad, está al alcance de la mano y en nuestros celulares. Sin embargo, aunque tengas muchas notificaciones sobre lo que hace y quiere la gente que nos rodea, eso no significa que tú conoces a los demás. Al contrario, con cada click que das a Facebook (FB), sus analistas dibujan tu perfil y saben lo que quieres.

La compañía británica Cambridge Analytica utilizó un algoritmo que puede hacer perfiles psicológicos de los usuarios a partir de las interacciones de Facebook en Estados Unidos. Este algoritmo utiliza el mismo principio de análisis de la psicología llamado “los 5 grandes”. Allí estudia la apertura, la experiencia, la responsabilidad, la extroversión, la amabilidad y la estabilidad emocional de los aficionados a FB.

Donald Trump contrató a esta empresa en su campaña presidencial de 2016. ¿Para qué? Para estudiar todos los rasgos de los usuarios de Facebook y definir los 5 puntos de personalidad de cada adulto que utilizaba esa red en EE.UU. Con esta información, el equipo de Trump publicó videos publicitarios destinados a usuarios específicos, según su personalidad.

Por ejemplo, un tema como portar armas tenía 5 mensajes diferentes para que cada rasgo de personalidad se identificara con la publicidad del Presidente. Los diarios estadounidenses The New York Times y The Observer revelaron que, en 2014, la empresa obtuvo datos de más de 50 millones de usuarios de Facebook. Además dijeron que utilizaron esa información para crear un programa informático con el objetivo de influir en la elección de Trump, en 2016. Esta polémica develó la influencia que tuvo FB en los comicios de ese país.

Cada like que damos tiene un significado, un algoritmo que nos define en las redes sociales. Un psicólogo virtual investiga y rastrea nuestro comportamiento y nos da todo lo que nos agrada consumir. Solamente piensa en el último anuncio publicitario que viste en tu muro de FB y que está ligado a tus gustos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: