Las redes sociales en Uganda no son gratuitas

- 02 de julio de 2018 - 00:00
Redes como Twitter, Facebook, Instagram y hasta whatsApp ahora no son de libre acceso en Uganda. Se deberá pagar cinco centavos de dólar para su uso.
Foto: AFP

Desde ayer se cobra una tasa a los usuarios de plataformas con contenido en streaming. Los ciudadanos optan por medidas alternas, como el VPN.

Desde que el Gobierno ugandés anunció hace dos meses que iba a empezar a cobrar una tasa diaria de cinco centavos de dólar por el uso de redes sociales, los ugandeses se han preguntado cómo la tendrían que pagar. Ayer entró en vigor esta tarifa y la situación se mantiene confusa.

La medianoche del domingo 1 de julio, las redes sociales se apagaron. Quien no hubiese pagado, ya no podía tener acceso de forma gratuita. Y muchos ugandeses se han bajado aplicaciones de VPN, la tecnología que permite operar en internet con mayor privacidad y evadiendo detalles como la ubicación, para evitar pagar lo que consideran “una tasa ridícula”.

El pasado 31 de mayo, el Parlamento de Uganda aprobó la nueva ley sobre redes sociales que contemplaba un impuesto diario de 200 chelines ugandeses (5 centavos de dólar) a los usuarios de plataformas con contenido en “streaming” (emisión en directo), es decir, redes sociales como Twitter, Facebook, YouTube, Instagram o incluso WhatsApp.

La duda estaba en cómo la Autoridad de Impuestos de Uganda (URA, por sus siglas en inglés) conseguiría los más de $ 72,5millones que espera recaudar en el año fiscal 2018/2019 con este nuevo impuesto.

“Hemos tenido reuniones con el Ministerio de Finanzas, pero no puedo confirmar a día de hoy cómo será recaudada la tasa”, explicó el director general adjunto de la URA, Ian Romanyika.

“Es una nueva tasa y no estábamos preparados para ella, pero tendremos que consultar a los principales involucrados para evitar dobles cobros”, proseguía Romanyika.

A pesar de las incertidumbres, la URA tiene algo claro: Se empezó a cobrar el impuesto y serán las compañías telefónicas las que lo harán.

“¿No va a incrementar esto que no se pague el impuesto, lo que puede llevar a una recaudación fiscal muy baja?”, deduce un investigador de la principal universidad de Uganda, la Makerere, Richard Ssempala.

Sus miedos están en que esta nueva tasa vaya a impactar en actividades empresariales, en el ámbito de la salud o a agricultores que usan la red para vender sus productos.

Solo en el ejercicio 2016/2017, Uganda registró más de un millón y medio de nuevas altas de teléfono móvil, lo que situó en 23,6 millones el número de usuarios de móvil en un país de 34,5 millones de personas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: