Microsoft avanza en China con presentación del nuevo Windows 8

24 de octubre de 2012 00:00

La multinacional estadounidense Microsoft adelantó ayer en China las principales características de su nuevo sistema operativo Windows 8, diseñado para adaptarse a todos los tipos de dispositivos informáticos móviles, y cuya presentación mundial se hará mañana en Nueva York.

El nuevo sistema operativo nace de “reimaginar Windows”, explicó durante un acto en Shanghái el principal responsable del nuevo producto, Steven Sinofsky, presidente de Microsoft para la división de Windows y Windows Live.

De hecho, Windows 8 está considerado como el mayor rediseño de Windows desde Windows 95, con un software adaptado a las tecnologías de pantallas táctiles y las aplicaciones de Internet, pero que no renuncia a conservar las funciones tradicionales ni sus programas de escritorio.

El resultado es un sistema operativo con una nueva interfaz y la capacidad de adaptarse a cualquier tipo de ordenador personal, incluidos portátiles, tabletas táctiles o combinaciones de ambas, aparatos con baterías de larga duración que diferentes fabricantes asociados con Microsoft pondrán también esta semana en el mercado.

En China será un total de 52 nuevos dispositivos de 15 fabricantes diferentes los que se pondrán a la venta desde este viernes 26 con Windows 8, en coincidencia con su lanzamiento mundial.

La intención de Microsoft es que el usuario tenga a través de su nueva interfaz “una experiencia rápida y fluida” de navegación y de salto entre unas aplicaciones y otras, en permanente conexión con Internet y en compatibilidad con cualquier tipo de dispositivo informático.

“Al iniciar Windows 8 uno tiene una experiencia nueva: es diferente, está mejorado, diseñado para el mundo moderno”, aseguró Sinofsky, que recordó que cuando nació el sistema operativo de Microsoft “aún no había Internet, ni móviles, ni cámaras digitales, la mayoría de los ordenadores ni siquiera se conectaban en red”.

“Si pensamos en el mundo en que vivimos hoy en día, lleno de aparatos informáticos, vemos que estamos siempre conectados, con nuestros dispositivos móviles o nuestro ordenador personal”, dijo para añadir que “ya no importa solo lo que tengas en tu ordenador, también lo que tengas en la nube, para las redes sociales, para compartir datos”.

En el mismo sentido se pronunció el vicepresidente corporativo de la compañía y presidente de Microsoft para China, Ralph Haupter, que dijo: “Es la primera vez que Microsoft decide el sistema operativo mundial”. Haupter explicó también el gesto que la compañía tuvo  hacia China, al mostrar ante la prensa del gigante asiático cómo será el “Windows ba” (por el número ocho, “ba”, en mandarín) dos días antes de su presentación mundial.

“Además, muchos dispositivos (informáticos) son diseñados y desarrollados aquí, así que es una buena oportunidad para empezar a hablar de Windows 8, sobre todo hoy que queríamos mostrarlo en una variedad de aparatos de distintas marcas”, concluyó.

Junto a estos aparatos, diseñados para aprovechar el nuevo sistema operativo y combinar, en un solo dispositivo, funciones de tableta y ordenador, con pantallas táctiles con su propio procesador incorporado y teclados desmontables con los puertos de conexión de hardware habituales, Microsoft presentó también su tableta Surface.

Al igual que el nuevo sistema operativo, la tableta, que utilizará el sistema Windows RT, menos compatible que Windows 8, estará a la venta en todo el mundo desde el  viernes 26. Surface, con una pantalla táctil de 10,6 pulgadas, tendrá en su versión económica, similar a su rival de Apple, el iPad, y tendrá puertos USB, microSD, video HD, 8 horas de batería y mínimo 32 GB de disco duro, pero sin conexión 3G.

Te recomendamos

Las más leídas