Una especie rara de murciélago se preserva con la manicura

- 05 de septiembre de 2019 - 00:00
CarolinaSotoNavarro_ZSL

Los científicos encontraron una creativa manera de ayudar a la preservación de uno de los murciélagos más raros del mundo, de los que apenas existen 750 ejemplares que viven en una sola cueva del occidente de Cuba: hacerles la manicura.

Se trata del murciélago de orejas de embudo (natalus primus), que fue redescubierto en 1992 después de ser declarado extinguido.

Pero no por ello está fuera de peligro su supervivencia como especie. Los fósiles hallados por los expertos en Cuba e islas vecinas muestran que su población estaba más extendida en el pasado.

Conscientes de ello, los científicos llevaron esmalte de uñas a una expedición a la cueva de la península de Guanahacabibes (Pinar del Río, occidente de Cuba) en la que viven estos murciélagos.

El objetivo era pintarles las garras para diferenciarlos de otras especies y contarlos.

“Fue un proceso laborioso darle a cada murciélago la manicura, pero es un privilegio increíble el estar tan cerca de este maravilloso animal y descubrir más sobre ellos; justificaron todas esas horas pintando sus uñas”, dijo José Manuel de La Cruz Mora, de la organización benéfica de conservación Zoological Society of London (ZSL), quien trabaja en el Museo de Historia Natural de Pinar del Río.

Se espera que los datos recopilados permitan que sea registrada como una especie “en peligro crítico de extinción” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y que eso refleje la necesidad de acciones urgentes para protegerla.

De la Cruz Mora recordó que los murciélagos son unos de los animales más amenazados por la destrucción de sus nidos, las enfermedades, incluso la caza.

En el caso de los de orejas de embudo, el techo de la cueva en la que viven está en riesgo de derrumbarse por la inestabilidad térmica y la actividad humana. Este tipo de murciélago muere cuando se lo extrae de ambientes húmedos y nunca ha sobrevivido en cautiverio.

Frente a ello, la prioridad es proteger la cueva, permitiendo el acceso solo a personal autorizado. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: